publicidad
La presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner.

Argentina aumenta 31% el salario mínimo y queda en 523 dólares

Argentina aumenta 31% el salario mínimo y queda en 523 dólares

Son 4,400 pesos, equivalentes a 523 dólares, y el nuevo incremento será efectivo en enero próximo.  

La presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner.
La presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner.

Sigue buscando solución para la crisis de la deuda

El Gobierno argentino aumentó un 31% el salario mínimo y lo fijó en 4,400 pesos, equivalentes a 523 dólares, según la resolución publicada en el Boletín Oficial.

La subida fue acordada en la reunión anual del Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, que congregó a representantes gubernamentales, de los sindicatos y de los empresarios en el Ministerio de Trabajo argentino, informa la agencia Efe.

La resolución, firmada por el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, establece un nuevo incremento a partir del próximo enero, cuando el salario mínimo ascenderá a 4,716 pesos, equivalentes a 561 dólares al cambio actual.

En las negociaciones paritarias realizadas por diferentes sindicatos este año, se acordaron subidas promedio del 29.7 por ciento, según datos oficiales.

publicidad

El año pasado, el alza del salario mínimo fue del 25 por ciento.

Inicia el debate de proyecto para el pago local de la deuda

En otro parte informativo, Efe señaló que el Senado de Argentina inició este miércoles el debate del proyecto de ley para pagar localmente a los tenedores de bonos emitidos bajo legislación estadounidense, los cuales no pueden cobrar por un fallo de un juez de Nueva York a favor de fondos de inversión que han demandado al país suramericano.

La iniciativa, que de ser aprobada por el Senado será enviada a la Cámara de Diputados, es impulsada por el oficialismo, mayoritario en el Parlamento, y rechazada por gran parte de la oposición.

"Esta ley es una necesidad concreta de nuestro país", aseguró el presidente de la Comisión de Presupuesto del Senado, el oficialista Aníbal Fernández, en el inicio del debate.

El proyecto incluye sustituir al Bank of New York Mellon por el estatal Banco Nación como agente fiduciario de pago y que los acreedores nombren sus propios agentes de cobro para garantizar que se harán con su dinero y evitar así la orden de bloqueo de fondos del juez neoyorquino Thomas Griesa, quien falló a favor de los fondos que reclaman a Argentina deuda en mora desde 2001.

La iniciativa deja además abierta la posibilidad para que el 7% de los acreedores que no aceptaron los canjes de 2005 y 2010, incluidos los que litigan contra Argentina, se adhieran ahora.

publicidad

El Gobierno argentino busca la aprobación parlamentaria definitiva del plan antes del próximo 30 de septiembre, fecha del próximo vencimiento de la deuda.

Se prevé que el debate del miércoles se prolongue hasta muy entrada la noche ya que en la sesión especial, además del proyecto para el pago local de la deuda, también se debatirán el proyecto de ley de abastecimiento, rechazado por empresarios y toda la oposición, y la creación de observatorio de precios y de un sistema de resolución de conflictos en materia de consumo.

Propone a Francia como sede alternativa

En tanto, el bloque oficialista mayoritario del Senado argentino propondría que París sea otra alternativa al cambio de sede de pago de la deuda de Nueva York a Buenos Aires para evitar el bloqueo judicial en EEUU que causó un " default selectivo", dijo a la AFP una fuente oficial.

"Durante el debate de hoy (miércoles) la bancada oficialista propondrá agregar al dictamen que Francia (plaza financiera de París) sea otra alternativa, además de Argentina, al cambio de lugar de cobro para los bonistas", dijo la fuente legislativa que pidió reserva de identidad.

Un debate áspero y maratónico, que tal vez se prolongue hasta el jueves, se vivirá en el recinto del Senado, con una oposición a la presidenta Cristina Kirchner en minoría, que votará en contra, en medio de una situación económica delicada, con alta demanda de dólares e incertidumbre, que llevó al 70% la brecha existente entre la cotización oficial y la informal del billete verde en el país.

publicidad

La reforma abre nuevas ventanillas de cobro, entre ellas París u otro lugar que elijan los bonistas y cierra la que funciona en el Bank of New York (BoNY), para poner fin al congelamiento de fondos dispuesto por el juez Thomas Griesa, del Distrito Sur de Nueva York.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad