publicidad

¿Aceptarías dinero en un baño?

¿Aceptarías dinero en un baño?

Sobres con $10 mil yen -unos $82 dólares- y notas deseándole el bien a quien los encuentre, fueron hallados en baños municipales de todo Japón.

Toda una intriga nacional

TOKIO, Japón - Los japoneses tienen cada día más interés en conocer quién es el misterioso mecenas que está repartiendo una fortuna por los baños públicos del país.

Para ser exactos los hallazgos se trataban de sobres con $10 mil yen -unos $82 dólares- y notas deseándole el bien a quien los encuentre, fueron descubiertos en inodoros de baños municipales de todo Japón, desencadenando una búsqueda nacional, de acuerdo con informes de la prensa local.

Empleados de 33 oficinas públicas provinciales y municipales de todo Japón han encontrado en los baños públicos masculinos de sus oficinas sobres anónimos y una nota, aparentemente escrita por un mismo autor, en la que se pide a quien lo encuentre que tenga un comportamiento ejemplar, según informó Kyodo.

Las autoridades locales del oeste de Japón revelaron que los primeros sobres aparecieron a comienzos de año en baños de cementerios.

La historia se repite desde entonces: un sobre con un billete de $10 mil yenes, se acompaña de una carta anónima caligrafiada a pincel y de inspiración budista.

"Sepa sacar provecho de este legado de $10 mil yenes para su crecimiento personal. Por favor, comprométase generosamente en buenas acciones. Encontrará serenidad".

Se estima que el montante total de dinero que ha ido apareciendo en oficinas públicas de todo el país desde el pasado mes de abril llega a los $2.8 millones de yenes (alrededor de $24 mil dólares).

publicidad

"Hemos sabido ahora que se trata de un fenómeno nacional. No sé qué decir", fueron las palabras del portavoz de esa policía.

Ha regalado $24 mil dólares

Mientras tanto, en todo Japón se multiplican las especulaciones sobre la identidad del mecenas y la policía japonesa está investigando el caso para averiguar quién está detrás de este extraño caso de reparto de dinero y la razón que lo motivó.

Para unos se trata de un hombre bondadoso, puede que de un funcionario jubilado, dicen, ya que siempre actúa en baños de edificios públicos.

Otros se preguntan si el generoso donante no será miembro de una secta de tendencia "new age" por el tono de su misiva.

En todos los casos que se conocen de personas que devolvieron el dinero, éstas eran ciudadanos corrientes, conforme a la reputación de honestidad de los japoneses.

Se ignora cuántos han sido los que, en cambio, han decidido quedarse con los $10 mil yenes que, en todo caso, son un don de un desconocido.

A falta de reclamación del propietario, el dinero va a los fondos de los ayuntamientos o de la policía.

"Tratamos el caso como si fuesen objetos perdidos. Y cuando nadie los reclama, son donados a la municipalidad", dijo un policía de Osaka.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad