publicidad
Será a partir de esta semana cuando los estadounidenses verán si demócratas y republicanos pueden dejar de lado sus ideas partidistas en pro del beneficio de la nación.

3, 2, 1... ¿"Abismo fiscal"?

3, 2, 1... ¿"Abismo fiscal"?

A partir de esta semana demócratas y republicanos deberán retomar las negociaciones para evitar el temido "precipicio fiscal".

Será a partir de esta semana cuando los estadounidenses verán si demócra...
Será a partir de esta semana cuando los estadounidenses verán si demócratas y republicanos pueden dejar de lado sus ideas partidistas en pro del beneficio de la nación.

Será una semana con duras negociaciones

Fueron semanas enteras las que políticos pasaron discutiendo una serie de propuestas para evitar el "abismo fiscal" para 2013; sin embargo, hasta el momento ninguno de los dos partidos ha cedido para ponerle fin a la discusión, esa falta de acuerdo ha aumentado la tensión en los mercados financieros.

¿Los políticos podrás evitar el "abismo fiscal"? ¡Opina!

Al respecto el economista en jefe de Scotiabank, Mario Correa, afirmó: "El grado de nerviosismo irá creciendo en los últimos días si no se ha llegado a ningún acuerdo en EEUU y no creo que los mercados financieros empiecen a descontar que no se alcanzan soluciones porque entonces sí la reacción sería mucho más dramática", publicó CNN Expansión.

publicidad

El Congreso estadounidense se encuentra en su receso navideño pero a su regreso iniciará, de manera más fuerte, las negociaciones para aprobar un plan que evite la subida sistemática de impuestos a partir del 1 de enero, y recortes al gasto público.

El tema del aumento de impuestos a los más ricos ha sido el punto medular para la falta de acuerdo. El presidente Obama en un principio, había situado como frontera para esa alza de impuestos los hogares que ganen más de 250,000 dólares al año, pero en una aproximación hacia los republicanos, elevó la cifra hasta los 400,000 dólares anuales, apuntó EFE.

Mientras tanto, republicanos encabezados por el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, accedió en su llamado "Plan B" a la subida de 'taxes' pero sólo para aquellos cuyos ingresos anuales son mayores a $1 millón.

El "Plan B" de Boehner al final no fue votado ya que éste no tenía el apoyo de suficientes republicanos.

"No teníamos los votos para aprobarla" dijo Boehner con tristeza la mañana del viernes.

"Continuaremos trabajando con los colegas en la Cámara Baja y el Senado sobre un plan que proteja a las familias y a los pequeños negocios del 'precipicio fiscal'", dijo Boehner, publicaron medios.

Boehner mencionó que cualquier acuerdo con el Presidente para evitar el inminente "acantilado fiscal" requeriría un mayor compromiso por parte del mismo Obama, y una mayor participación del líder de la mayoría en el Senado Harry Reid, además de líder de la minoría el republicano Mitch McConnell.

publicidad

Será a partir de esta semana cuando los estadounidenses verán si demócratas y republicanos pueden dejar de lado sus ideas partidistas en pro del beneficio de la nación.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad