publicidad
.

[DUPLICATE] Sexo en vivo en Universidad Northwestern logo-noticias.6bcb5...

El acto sexual ocurrió dentro de una clase de sexualidad humana ofrecida por el renombrado profesor de psicología, Michael Bailey, ante unos 100 estudiantes.

[DUPLICATE] Sexo en vivo en Universidad Northwestern

[DUPLICATE] Sexo en vivo en Universidad Northwestern

Una clase sobre sexualidad humana terminó con una exhibición sexual en vivo en un auditorio de la Northwestern University de Chicago.

El acto sexual ocurrió dentro de una clase de sexualidad humana ofrecida...
El acto sexual ocurrió dentro de una clase de sexualidad humana ofrecida por el renombrado profesor de psicología, Michael Bailey, ante unos 100 estudiantes.

CHICAGO, Illinois-No, no fue una actuación de Monty Python: una clase sobre sexualidad humana terminó con una exhibición sexual en vivo en un auditorio de la Northwestern University de Chicago.

El tema del día era el sadomasoquismo, el 'swinging' (intercambio de parejas) y otras prácticas fetichistas. Luego, y después de concluida oficialmente la clase, se les dijo a los estudiantes que podían quedarse a una exhibición de juguetes eróticos y de orgasmo femenino.

Alrededor de 100 estudiantes --y aparentemente la madre de uno de ellos, que estaba sentada en la clase ese día-- estaban en el auditorio cuando una pareja de exhibicionistas se ofreció para actuar.

Muchos se quedaron a ver cómo una mujer desnuda sobre el escenario llegó a un orgasmo provocado por su pareja con un artefacto que parecía una sierra eléctrica que en lugar de una hoja tenía un objeto fálico en su extremo.

publicidad

"Es algo que probablemente recordaré toda mi vida", dijo el estudiante Justin Smith, de 21 años. "No puedo decir lo mismo de mi clase de economía de segundo año y de lo que allí aprendí", agregó.

Una vez iniciada la exhibición, según Smith, "hubo muchos que comentaban en voz baja, '¡oh, caramba!'. Todo bastante tranquilo... Realmente no vi a nadie avergonzado, sino que (todos) estaban involucrados en la experiencia".

Faith Kroll, de 25 años, dijo que simplemente había previsto responder preguntas y exhibir sus juguetes eróticos, pero que estaba en forma como para demostrar en vivo y en directo lo que se les había mostrado a los estudiantes a través de un video "absurdo, clínico".

"Uno de los estudiantes preguntó cuál era mi fetichismo específico y el mío es estar frente a las personas, captar su atención y ser usada", declaró al Chicago Sun-Times. "Los estudiantes parecían auténticamente intrigados".

El profesor de Psicología John Michael Bailey dijo que al principio dudó, pero que después decidió permitir el acto sexual en público.

"Mi duda se refería a la posibilidad de que muchas personas consideraran esto inapropiado", escribió en un comunicado. "Mi decisión de decir 'sí' refleja mi incapacidad para encontrar una razón legítima de por qué los estudiantes no deberían ver semejante demostración".

publicidad

La universidad defendió inicialmente la exhibición. Un portavoz de la institución dijo en un comunicado que "apoyaba los esfuerzos para promover el avance del conocimiento", aunque algunos tópicos sean "controvertidos".

Pero cuando el episodio se difundió como un virus en la prensa este jueves, el presidente de la Universidad emitió un comunicado en el que dijo que estaba "preocupado y decepcionado" por lo ocurrido.

¿Te parece que está bien que se haya realizo un acto sexual durante una clase de sexualidad humana en la universidad Northwestern? ¡Opina!

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad