publicidad
.

Dreamers reciben las primeras señales de esperanza por correo en CA logo...

Dreamers reciben las primeras señales de esperanza por correo en CA

Dreamers reciben las primeras señales de esperanza por correo en CA

Muchos estudiantes como Berenice, ya fueron citados para ir a poner la huellas digitales y comenzar el proceso que les otorgaría un estatus legal en el país

SAN FRANCISCO, California - Cada vez son más los dreamers como Berenice, residente de San Francisco, que estan recibiendo lo que tanto habían ansiado: una cita para sacarse las huellas digitales y avanzar así en una etapa clave para lograr la aprobación de sus peticiones de Acción Diferida.

El alivio administrativo le daría protección de la deportación y un permiso de trabajo por dos años. Berenice considera crucial tener una autorización de empleo para avanzar con la carrera que esta estudiando, ser maestra de niños de necesidades especiales. Y ella no lo podía creer cuando le llegó la notificación de las huellas digitales, a tan solo dos o tres semanas después de haber enviado su solicitud.

publicidad

La noticia de Berenice vino a tan sólo un día después de que el gobierno anunciara que aprobó el primer grupo de soñadores para recibir el permiso de trabajo. El último paso en el proceso de acción diferida. 

(AP) - Menos de dos meses antes de una elección presidencial en la que ambos partidos se pelean por el importante voto hispano, el gobierno de Barack Obama aprobó la primera ola de solicitudes de jóvenes que buscan evitar la deportación y conseguir permisos de trabajo.

El gobierno ha recibido unas 72.000 peticiones en ese sentido.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) informó el martes que un pequeño número de solicitudes recibieron luz verde y que los beneficiarios serán notificados esta semana sobre la decisión. La dependencia no precisó cuántas peticiones fueron aprobadas.

La primera oleada de aprobaciones se adelanta meses a los cálculos propios del DHS sobre el tiempo que tardaría el proceso de las solicitudes de inscripción al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia y tiene lugar a menos de 60 días de las elecciones del 6 de noviembre.

De acuerdo con un documento interno del DHS que obtuvo The Associated Press, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés) del organismo había calculado que la conclusión del trámite de cada solicitud tardaría varios meses.

publicidad

"Tras una revisión cabal e individualizada de los casos, el USCIS comenzó a notificar a los interesados sobre la decisión relativa a sus solicitudes de acción diferida", señaló el portavoz del DHS, Peter Boogaard, en un comunicado. Señaló que unas 72.000 solicitudes fueron recibidas desde el 15 de agosto, cuando comenzó el programa.

El presidente Barack Obama y la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, anunciaron el 15 de junio que los jóvenes que llegaron a Estados Unidos de manera irregular antes de los 16 años, tengan 30 años o menos, hayan concluido la secundaria o hayan prestado servicio en las fuerzas armadas, pueden solicitar que no se les deporte hasta por dos años y conseguir un permiso de trabajo. Los interesados tampoco deberán tener antecedentes penales graves.

El cambio de política se dio sólo meses antes del arranque formal de una reñida contienda presidencial. Obama considera importante cortejar el voto de los hispanos y los latinos en su intento de lograr la reelección.

El plan para detener las deportaciones de al menos 1.7 millones de inmigrantes sin permiso para estar en el país semeja a la fallida iniciativa de la Ley DREAM, que habría allanado el camino a la legalización a muchas de las mismas personas que se prevé se beneficiarán de la política de acción diferida del gobierno. La nueva política no otorga legalización de la condición migratoria de las personas, sino que aplaza las deportaciones.

publicidad

*Con información de The Associated Press

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad