publicidad

Dolores de cabeza, ¿no te dejan en paz?

Dolores de cabeza, ¿no te dejan en paz?

Las cefaleas son el dolor más frecuente en el ser humano y quienes las padecen muchas veces no pueden llevar su vida diaria. ¿Por qué?

Pasear, recoger a los niños del colegio, ir de compras o al trabajo. A quienes padecen cefaleas les resulta difícil explicar a los demás que esta dolencia les impide desarrollar éstas y muchas otras actividades de todos los días, es decir llevar una vida normal.

Aunque algún tipo de dolor de cabeza afecta a la mayoría de la población, en mayor o menor medida, a lo largo de su existencia, se trata de un grupo de trastornos poco conocido por la gente.

Las cefaleas son el dolor más frecuente en el ser humano. En el mundo desarrollado, la cefalea tensional, que es la más común y menos grave, afecta a dos tercios de los varones y al 80 por ciento de las mujeres. Menos frecuentes, afortunadamente, son las migrañas, que padece alrededor de un 10 por ciento de la población y cuyo intenso dolor produce una alta incapacidad.

Asimismo, se calcula que a uno de cada veinte adultos le duele la cabeza a diario o casi diariamente.

Paradójicamente, una de las principales causas del sufrimiento que producen las cefaleas, no es la falta de tratamientos eficaces, sino la ausencia de información, que hace que muchas personas padezcan sin necesidad. Estos trastornos son subestimados: no se reconoce su gravedad ni se aborda correctamente su tratamiento.

Para disipar este desconocimiento, la Organización Mundial de la Salud (OMS) junto a instituciones como el Grupo de Estudio de la Cefalea de la Sociedad Española de Neurología, impulsan una campaña para informar a las instituciones, profesionales sanitarios y la sociedad sobre el dolor de cabeza.

publicidad

Según explica el doctor José Miguel Láinez, jefe de Neurología del Hospital Clínico de Valencia, y coordinador de la Campaña de la OMS en España, "el dolor de cabeza puede ser muy incapacitante, no sólo por las horas de trabajo que la persona pierde, si no también porque suele limitar y perjudicar seriamente sus relaciones familiares y sociales".

Junto a estos problemas, Láinez destaca el de la cronificación de la dolencia que está asociada a la automedicación, y recuerda que en muchos casos, no se da a las cefaleas la consideración de problema de salud ni existen medidas de educación sobre ellas.

"Ni los enfermos ni, a veces, los profesionales adoptan las medidas necesarias para su adecuado tratamiento, pese a que en algunos hospitales funcionan Unidades de Cefaleas", señala.

Para despejar las dudas sobre este trastorno, Láinez recomienda visitar el portal de internet donde se informa "todo lo que hay que saber" sobre esta dolencia.

¿Cómo se clasifican?

Se dividen en dos categorías. Las más frecuentes son las primarias o de causa desconocida, en las que no puede demostrarse ninguna alteración estructural ni metabólica que justifique el dolor de cabeza, aunque puede tener un origen neurobiológico; son la migraña, la cefalea tensional y la cefalea en racimo. En cambio, las secundarias tienen una causa subyacente, como un trastorno craneal o cerebral, como hemorragias, infartos, tumores o traumatismos, infecciones como la meningitis o encefalitis, o la automedicación.

publicidad

¿Cuáles son las más frecuentes?

En la migraña, cuyo origen es casi con seguridad genético, se activa un mecanismo cerebral que provoca la liberación de sustancias inflamatorias alrededor de los nervios y los vasos sanguíneos de la cabeza, lo cual produce ataques con molestias específicas, como las náuseas.

Otra cefalea frecuente es la tensional, un dolor de origen muscular, o relacionado con el estrés o problemas músculo-esqueléticos en el cuello, que suele ser de leve a moderado, es generalizado o puede focalizarse en un lado de la cabeza. La cefalea en racimos es muy recurrente, dura poco y causa dolor intenso, en un lado de la cara, alrededor del ojo, sobre todo de noche, causando enrojecimiento y lagrimeo de ojos, destilación nasal, o caída del párpado.

¿Cuáles son sus consecuencias?

Las cefaleas no son sólo dolorosas, sino discapacitantes: imponen una carga importante de sufrimiento personal, empeoramiento de la calidad de vida y costes económicos. El afectado vive preocupado por la repetición de los ataques, el constante temor a padecer uno nuevo y el perjuicio sobre su vida. La actividad social y la capacidad laboral se reducen mucho en casi todos los afectados por migrañas y en un 60 por ciento de los que sufren cefaleas tensionales. A largo plazo, el esfuerzo de soportar una cefalea crónica puede además predisponer a otras enfermedades, como la depresión.

publicidad

¿Tienen solución?

Para abordar este trastorno existe un arsenal terapéutico y farmacológico que permite que el 90 por ciento de los pacientes viva mejor y que la gran mayoría de las cefaleas se aborden con éxito. Pero el aspecto clave es la educación: el paciente debe solicitar un tratamiento medico adecuado, hay que realizar un diagnóstico correcto, la terapia debe adecuarse al diagnóstico y ser cumplida por el paciente, el cual debe someterse a un seguimiento médico para analizar el resultado del tratamiento, que se alterará si se considera conveniente.

¿Cómo se puede prevenir este trastorno?

Aunque la causa exacta que las produce no se conoce, el estilo de vida influye en la aparición de cefaleas, por lo que los expertos recomiendan mantener unos hábitos saludables para prevenirlas, como llevar una dieta equilibrada y no saltarse ninguna comida, evitar el alcohol, el tabaco y el café, o consumirlo de manera moderada, y hacer ejercicio regularmente.

También aconsejan evitar malas las posturas durante el trabajo, parar unos minutos al día y hacer algunos ejercicios de relajación para liberar la tensión muscular de los hombros y el cuello, dormir las horas necesarias e intentar tener un horario regular, y evitar el estrés.

¿Qué factores desencadenan las crisis?

Cada paciente debe conocer cuáles son las causas más comunes que pueden desencadenar una cefalea primaria, para intentar controlarlos o corregirlos. Entre los principales factores desencadenantes figuran la tensión, ansiedad o depresión, las malas posturas y contracturas musculares, el exceso de bebidas alcohólicas, tabaco y café, la falta o demasía de sueño, el abuso de analgésicos y alimentos, como el queso y el chocolate, así como la menstruación.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
La Conferencia de Acción Política Conservadora desconvocó a Milo Yiannopoulos, quien era editor de Breitbart News, a un acto este viernes al que tiene previsto asistir y hablar el presidente Donald Trump. Tras la polémica Yiannopoulos anunció su dimisión.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
publicidad