publicidad
Activistas de la ordenanza que finalmente fue rechazada

Houston rechaza ordenanza por la Igualdad de Derechos

Houston rechaza ordenanza por la Igualdad de Derechos

No prosperó después de una batalla de 18 meses, que incluyó manifestaciones y disputas jurídicas

Activistas de la ordenanza que finalmente fue rechazada
Activistas de la ordenanza que finalmente fue rechazada

Con un 61% de votos en contra y tan solo un 39% a favor, los ciudadanos de Houston rechazaron el martes la ordenanza por la Igualdad de Derechos, más conocida como HERO por sus siglas en inglés, que buscaba proteger de la discriminación a 15 minorías

HERO pretendía evitar la discriminación laboral, en lugares públicos o para encontrar vivienda, entre otros casos, por razón de raza, color, nacionalidad, género, edad, condición sexual, discapacidad o identidad de género.

Unas 200 ciudades y 17 estados en el país tienen normas parecidas.

El debate generado llamó la atención de todo el país y se coló incluso entre las altas esferas políticas nacionales. La aspirante presidencial demócrata Hillary Clinton había manifestado su apoyo a la ordenanza y el presidente Barack Obama, por su parte, también se mostró "confiado en que los ciudadanos de Houston opten por la justicia y la igualdad".

Pero fue, precisamente, la inclusión de la identidad de género, lo que propició una exitosa campaña contraria promovida por los sectores más conservadores y centrada, fundamentalmente, en alarmar sobre la entrada de transexuales, acusados de "depravados", a los baños femeninos.

"Los electores entendieron que la ordenanza no tenía nada que ver con la igualdad, que ya está amparada en la ley, sino en permitir que hombres entren a los baños y vestuarios de mujeres", dijo el vicegobernador de Texas, el ultraconservador Dan Patrick.

El propio gobernador, Greg Abbott, había animado a los ciudadanos " a votar por los valores texanos, no por los de Hillary Clinton".

Por su parte, la alcaldesa de Houston, Annisse Parker, lamentó el resultado de la votación: "Por desgracia, me temo que esto manchará la reputación de Houston como ciudad acogedora, tolerante y global".

" Me temo que el resultado tendrá consecuencias económicas negativas", dijo Parker, que en 2009 convirtió a Houston en la ciudad más grande del país con un alcalde homosexual

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad