publicidad

Verizon y Sprint regresarán dinero a clientes

Verizon y Sprint regresarán dinero a clientes

Las compañías de telefonía celular se vieron obligadas a devolver millones de dólares tras una demanda colectiva por cobros adicionales de terceras empresas

Compañía de teléfonos Sprint


Las compañías de telefonía celular Sprint y Verizon se vieron obligadas a devolver millones de dólares tras una demanda colectiva que se remonta a mayo de este año, por lo que muchos clientes podrían recibir a partir del año entrante una compensación.

publicidad

Sin embargo, para beneficiarse de ese acuerdo extrajudicial, los clientes deben hacer la solicitud antes de que termine el 2015.

De acuerdo a la demanda interpuesta ante la FTC, los dos grandes de las telecomunicaciones tendrán que desembolsar $158 millones luego de que se estableció que ambas compañías permitieron a terceras partes cobrar a los clientes mensajes de texto premium sin su consentimiento.

La práctica, conocida como " cramming", es ilegal en EEUU y si algún cliente recibió un cargo en su cuenta, podría verse beneficiado por la demanda.

Sin embargo, los afectados sólo tienen hasta el 31 de diciembre para pedir la compensación monetaria.

Verizon adquiere al gigante AOL.
Verizon adquiere al gigante AOL.

Cómo hacer el reclamo

Para hacer el reclamo, los clientes deben ir a las páginas web www.sprintrefundpsms.com o www.cfpbsettlementverizon.com

En 2014, tanto AT&T como T-Mobile llegaron a acuerdos similares, pagando $105 y $90 millones respectivamente.

Según la demanda, Verizon cobró a sus clientes por mensajes de terceras partes hasta enero de 2014, forzando a los suscriptores a pagar un promedio de $9.99 al mes. Verizon recibió el 30% de esos cobros.

Sprint hizo el cramming entre 2004 y 2013 al inscribir a sus clientes en cuentas de terceras partes.

Ambas empresas se comprometieron a corregir lo hecho antes de que se vieran forzados por el gobierno a terminar con esa práctica.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad