publicidad

Usa la corte de menor cuantía

Usa la corte de menor cuantía

¿Te deben dinero, pero no tanto como para contratar un abogado? Acude a las cortes de menor cuantía.

Usa el tribunal de menor cuantía

Muchas veces nos deben dinero. Y, si bien esa deuda es importante para nuestro bolsillo, a veces la cantidad de dinero no es tan grande como para contratar a un abogado o presentar una demanda civil.

Por suerte, y precisamente para escuchar este tipo de casos, fueron creadas las denominadas cortes de pequeñas reclamaciones.

Estos tribunales tienen unos límites -que varían de estado a estado-, pero que en realidad no son tan pequeños como su nombre sugiere. Usualmente el tope oscila entre los $3 mil  y los $5 mil.

Sin embargo, en algunas localidades del país, existen cortes de menor cuantía, como también se les conoce, que te permiten presentar un reclamo hasta por $25 mil. Lo importante es investigar los límites establecidos por el condado en que resides.

Cómo presentar una queja

El procedimiento para presentar una queja es sencillo. Por un pago de alrededor unos $50, te darán los formularios necesarios que debes presentar en el condado donde vive o trabaja la persona a la que quieres demandar, o donde ocurrió la disputa.

Es muy importante, sobre todo para los hispanos, saber que no es necesario ser residente legal o ciudadano de Estados Unidos para presentar una demanda. El único requisito que necesita en la mayoría de las municipalidades del país es ser mayor de 18 años.

Tampoco debes tener temor por el idioma si no hablas bien inglés. En las cortes puedes solicitar la colaboración de intérpretes.

publicidad

Es importante además que sepas cómo funcionan estas cortes. Mucha gente cree que si el juez decide a tu favor, vas a salir del tribunal bailando de contento y con un cheque en la mando.

Aunque ganes...

Lo cierto es que aún si ganas el caso, es responsabilidad tuya cobrarle al acusado el dinero que te debe.

Por suerte, muchos jueces interrogan al demandado para averiguar sobre sus cuentas de banco, salario y otros bienes, lo cual te ayudará a intervenir en caso de que éste se rehúse a pagar en el futuro.

En otros casos, es necesario acudir a otro tribunal con el fallo obtenido para iniciar el proceso de ejecución e intervenir los bienes del acusado.

En ciertos casos, existen personas que sencillamente no poseen ni los bienes ni el dinero necesario para pagarte. Por ello es mejor que antes de acudir a la corte a perder tiempo y dinero, hagas una investigación y así explicarle al tribunal sobre los bienes que posee tu deudor moroso.

Las cortes de pequeñas reclamaciones podrían ayudarte a cuidar y defender tu bolsillo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad