publicidad

Si no puedes pagar tu auto

Si no puedes pagar tu auto

Quieres devolver el vehículo y salir de una deuda que no puedes pagar, pero trata de que tu crédito no salga dañado.

Si no puedes pagar tu auto null

Reposesión voluntaria

Si debes por tu auto más de lo que realmente cuesta, o más de lo que te pagarían si tratas de venderlo, no estás solo.

Ése es el caso de muchísimas personas. Quieres deshacerte del vehículo y de la deuda, pero antes de hacerlo tienes que pagarlo completo.El problema está en que si optas por devolver tu auto, tu crédito se vería afectado, algo que debes evitar a toda costa. 

Si de todas maneras lo quieres entregar, efectuarías lo que se llama una reposesión voluntaria -es decir, el banco se apropia del vehículo a petición tuya, pero de todos modos las consecuencias para tu crédito son las mismas que si te lo embargan por falta de pago-.

Además, la marca negativa de cualquiera de las dos maneras de reposesión permanecerá en tu historial de crédito por lo menos durante siete años.

publicidad

Tal vez con la  entrega voluntaria pudieras conseguir que el prestamista no te demande por los costos de reposesión. Plantéale esa solución: nada se pierde con probar. Pero te reitero que no es la mejor alternativa.

Es mejor vender el auto

Creo que tu mejor opción sería tratar de vender el auto. Si no te dan lo que debes por él, tendrás que pagar la diferencia. Sólo así el dueño original quitará el derecho de retención o lien que tiene sobre el título del auto y podrás transferirlo a otro dueño.

Si no tienes el dinero disponible para pagar esa diferencia, pide un préstamo  personal y haz un acuerdo de pagos por este nuevo préstamo. De todas las opciones, ésta sería la mejor si la encuentras.

Considera por lo menos tres alternativas y elije la que menos te cueste, menos consecuencias tenga y mejor cuide tu bolsillo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad