publicidad

Si alquilas, protege tus posesiones con un seguro de inquilinos

Si alquilas, protege tus posesiones con un seguro de inquilinos

Julie Stav te explica que es necesario asegurar los bienes de la casa donde vives, aunque estés de alquiler.

Renter's insurance

Cada año, decenas de miles de personas pierden sus pertenencias en accidentes o robos ocurridos en las viviendas que alquilan. Por eso es necesario proteger los bienes que tienes donde vives, aunque no seas dueño de la propiedad.

Si no tienes casa propia y eres inquilino, lo más inteligente que puedes hacer es comprar un seguro de arrendatario, conocido en inglés como renter's insurance.

Ésta es una póliza que ofrece indemnización por daños sufridos a los contenidos de la vivienda por efectos de fuego, humo, vandalismo, robo, explosión, vientos y tormentas (o huracanes) y también por daños de agua, excepto en el caso de inundaciones.

Para eso tienes que realizar un inventario completo en la vivienda y tratar de determinar su valor en ese momento.  

Bienes especiales

Algunos bienes, como los objetos de arte y las antigüedades, no pierden su valor, por lo que debes indicarlos de forma separada en la póliza. Y otros -como armas de fuego, efectivo, joyas y colecciones de sellos y monedas- están cubiertos de manera limitada debido a que son susceptibles de pérdida o robo.

No creas que lo que posees tiene poco valor: te vas a dar cuenta de lo que vale el día que tengas que reemplazarlo todo de tu bolsillo por no haber tenido un seguro de inquilino que te cubriera.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad