publicidad
El Capitolio de Washington, donde trabaja el Senado.

Senado de EEUU aprueba plan presupuestario de 3.8 billones que exige recortar gasto social

Senado de EEUU aprueba plan presupuestario de 3.8 billones que exige recortar gasto social

Dominado por los republicanos, el Senado de EEUU aprobó un proyecto para 2016 de 3.8 billones de dólares.

El Capitolio de Washington, donde trabaja el Senado.
El Capitolio de Washington, donde trabaja el Senado.

El Senado de Estados Unidos aprobó durante la madrugada de este viernes, tras una sesión maratónica, un proyecto de resolución presupuestaria para el próximo año fiscal tras someterlo a decenas de enmiendas, texto que deberán conciliar con el ya aprobado por la Cámara de Representantes esta semana.

Con un resultado de 52 votos a favor y 46 en contra, la aprobación del presupuesto cercano a los 3,8 billones de dólares supone una victoria de la oposición republicana, que desde el pasado enero ha vuelto a controlar la Cámara Alta.

"El Senado de mayoría demócrata se negó durante años no solo a aprobar un presupuesto equilibrado, sino cualquier presupuesto", dijo el líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, tras la votación.

publicidad

"Esos días han terminado y, prueba de ello, es la aprobación de un plan equilibrado con ideas que los analistas independientes del Congreso dicen que impulsarán empleos, aumentarán los ingresos y potenciarán el crecimiento económico", agregó.

Recortes y fondos

El plan presupuestario que finalmente logró el apoyo de los senadores recortaría 5.1 billones en el gasto federal en algo más de 10 años, con el objetivo marcado por los conservadores de equilibrar el presupuesto del país en una década.

Además, el texto cuenta con un fondo de contingencia de guerra para impulsar el gasto militar sin tener que tocar las medidas de recortes aprobadas en 2011 para contener el déficit.

Asimismo, el proyecto pide recortes en 430,000 millones de dólares en los servicios sanitarios conocidos como Medicare, que ayuda a los jubilados, aunque no especifica cómo proceder con ese propósito.

En este sentido, los republicanos no han perdido la oportunidad de tratar de sabotear la ley de reforma sanitaria del presidente de EEUU, Barack Obama --Obamacare--, el gran logro de su presidencia y el objetivo de la mayoría de los dardos conservadores.

Así, el presupuesto propone recortes a los programas de Medicaid de ayuda a personas sin recursos, sin aumentar los impuestos, y da instrucciones para que dos comités se encarguen de reemplazar la ley de salud del mandatario promulgada hace ya cinco años..

publicidad

El proyecto, que se aprobó por 52 votos a favor y 46 en contra al cabo de 15 horas de debates, será discutido junto al de la Cámara de Representantes, también dirigida por los republicanos, aprobado el miércoles pasado.

El proyecto de la Cámara de Representantes, aprobado por 228 votos a favor y 199 en contra, de casi 3.8 billones de dólares, elimina el déficit federal en nueve años con un recorte de gastos de 5.5 billones de dólares. El nuevo texto legislativo añade 2,000 millones más para las operaciones de lucha terrorista del Pentágono en el extranjero, un total de 96,000 millones de dólares, frente a los 58,000 millones de dólares solicitados por Obama.

Los dos proyectos republicanos, que son una simple base de discusión, están por debajo del proyecto de 4 billones, que mantiene un déficit durante los próximos 10 años, enviado por el presidente Barack Obama.

" El presidente ha dejado claro que no aceptará un presupuesto que incrementa los fondos para nuestra seguridad nacional sin proporcionar incrementos similares en los fondos de nuestra seguridad económica", dijo en un comunicado el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

Las dos cámaras del Congreso deben reunirse dentro de dos semanas para comenzar a discutir sobre el presupuesto definitivo, que debe ser aprobado antes del 1º de octubre próximo y promete una dura lucha entre demócratas y republicanos que ya están en plena precampaña presidencial.

publicidad

Ambiciones presidenciales

La discusión del presupuesto fue la ocasión para que algunas figuras con ambiciones presidenciales hicieran conocer sus propuestas.

El senador republicano Marco Rubio defendió un aumento del presupuesto militar por encima de los 96,000 millones de dólares planteados en el proyecto, sin proponer recortes compensatorios, pero su propuesta fue rechazada.

La adopción del presupuesto dará a lugar a intensas negociaciones, ya que los demócratas conservan una minoría de bloqueo, por lo cual, propuestas como la de derogar la "Obamacare" en el Senado no tienen posibilidades de ser aprobadas.

Obama presentó a principios de febrero su proyecto presupuestario para el año fiscal 2016, en el que propuso elevar el gasto público y una reforma tributaria para que los más ricos paguen más impuestos, dos propuestas rechazadas tajantemente por los republicanos.

Desde hace años, el proyecto presupuestario anual del presidente se queda en una mera declaración de intenciones y todo apunta a que esta vez ocurrirá lo mismo, dado que los republicanos controlan desde comienzos de año y por primera vez en casi una década las dos cámaras del Congreso y ya han expresado su oposición al plan del mandatario.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad