publicidad

Príncipe Carlos compró mansión que resultó mal negocio

Príncipe Carlos compró mansión que resultó mal negocio

El príncipe Carlos puso en peligro el futuro de una fundación con fines benéficos por culpa de un negocio inmobiliario.

Príncipe Carlos compró mansión que resultó mal negocio 5db492df1e0f43608...

Fundación corre riesgo

LONDRES - El príncipe de Gales, Carlos de Inglaterra, ha puesto en peligro el futuro de la fundación con fines benéficos que ha creado por culpa de un negocio inmobiliario, según el periódico The Times.

El heredero del trono británico tomó en 2007 un préstamo de 20 millones de libras (más de $30 millones) para financiar la compra para el Estado de una histórica mansión llamada Dumfries House, en Ayrshire (Escocia).

Aunque no puede haber duda alguna sobre la integridad personal del príncipe de Gales o sus asesores, señala el periódico, la compra por 43 millones de libras (más de $65 millones) de dicha mansión ha dejado a su fundación benéfica con una enorme deuda.

publicidad

Carlos de Inglaterra compró la casa al marques de Bute sin haberla visto antes y, según reconoció anoche su secretario privado, Michael Peat, en un comunicado, el negocio se torció en parte: "No tuvimos suerte. No previmos la crisis del sector inmobiliario".

Un portavoz de Clarence House, residencia del príncipe de Gales, reconoció que éste se arriesgó al solicitar un crédito de 20 millones de libras para financiar la adquisición de Dumfries House.

"La cuestión no era sólo el valor de los terrenos sino si la fundación obtendría permiso para edificar allí. Pero su Alteza Real estaba decidido a que ese importante y maravilloso activo no se perdiera para futuras generaciones", explicó el portavoz.

Con su compra, el príncipe de Gales pretendía entre otras cosas impedir que el marqués propietario la vendiese a otras personas y la importante colección de muebles antiguos que contiene se subastase en Christie's.

El aristócrata también vendió los terrenos agrícolas circundantes como parte de la misma operación y en ellos Carlos de Inglaterra proyectaba construir un poblado modélico, cuyo desarrollo habría servido para recuperar el dinero invertido.

Pero desde entonces, el precio de esos terrenos ha caído a menos de 9 millones de libras (casi $14 millones) y la fundación del Príncipe tiene un déficit de 4 millones de libras (más de $6 millones). Un portavoz de Carlos de Inglaterra comentó al respecto: "El Príncipe es un empresario del sector benéfico, y los empresarios tienen riesgos aunque éstos se midan y gestionen. El que actualmente esos terrenos valgan 8 millones es irrelevante. Lo importante es el valor que tengan cuando se vendan y creemos que va a aumentar el precio de los terrenos".

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad