publicidad
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Obama reprueba el plan presupuestal de los republicanos

Obama reprueba el plan presupuestal de los republicanos

Considera que representa un recorte tributario para los más adinerados en detrimento de la clase media.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

El presidente de Estados Unidos, Barak Obama, fustigó este sábado la propuesta presupuestal del Partido Republicano y deploró que represente un recorte tributario para los estadounidenses más adinerados en detrimento de la clase media.

En su mensaje de fin de semana, el presidente ironizó que la máxima prioridad económica para los republicanos parece ser ayudar a un pequeño número de personas que viven en Estados Unidos a quienes ya les está yendo muy bien y pedirles a los demás que paguen la factura.

“Fue un nuevo recorte tributario de más que $250,000 millones para la décima parte más adinerada del uno por ciento de las personas más ricas que viven en Estados Unidos”, dijo Obama.

“Esto significaría ofrecer un recorte tributario promedio de cuatro millones al año para sólo cuatro mil personas que viven en Estados Unidos y dejar que el resto del país pague por eso”, remató.

publicidad

Cabe recordar que el Senado de Estados Unidos aprobó durante la madrugada del viernes, tras una sesión maratónica, un proyecto de resolución presupuestaria para el próximo año fiscal tras someterlo a decenas de enmiendas, texto que deberán conciliar con el ya aprobado por la Cámara de Representantes esta semana.

Con un resultado de 52 votos a favor y 46 en contra, la aprobación del presupuesto cercano a los 3.8 billones de dólares supone una victoria de la oposición republicana, que desde el pasado enero ha vuelto a controlar la Cámara Alta.

Obama, quien hizo una visita de trabajo al sureño estado de Alabama esta semana, hizo notar que algunas de las familias más pobres en Estados Unidos sufren abusos por parte de empresas que hacen préstamos de día de pagos.

Las llamadas empresas de préstamos de día de pago son consideradas entre las más abusivas de la industria bancaria de Estados Unidos, toda vez que un empréstito de 500 dólares puede catapultare a más de mil dólares en cuestión de días.

“En Alabama (...) hay cuatro veces más tiendas de préstamos de día de pago que McDonald’s. Pero, a pesar de que los préstamos de día de pago pueden parecer dinero fácil, la gente que los utiliza queda atrapada en un ciclo de deudas”, señaló el presidente.

La administración Obama creó la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor, una agencia independiente que emitió nuevas regulaciones para prevenir instancias de abuso o fraude contra las personas más vulnerables de Estados Unidos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad