publicidad

El primer año de un negocio

El primer año de un negocio

Muchos nuevos negocios fracasan a los pocos meses. Julie Stav te explica cómo guiar tu proyecto hacia el éxito.

Camino al éxito

La idea de independizarte y establecer tu propio negocio es magnífica. Pero no te apresures, debes tener en cuenta varias cosas para no convertirte en una estadística más.

Según la administración de pequeños negocios, un elevado porcentaje de los negocios nuevos fracasan durante el primer año.Para evitar ese fracaso es esencial que antes de comenzar lleves a cabo varias acciones que podrían garantizarte el éxito:- Conoce tu producto.

- Conoce tu mercado.

- Elabora un buen presupuesto y obtén el capital suficiente.

- Busca buenos empleados y asesores.

Vas a perder el tiempo si no consigues colaboradores de calidad y si no te informas bien sobre el sector de la población al que va dirigido tu producto o servicio. Esto es siempre crucial, pero más aún en el primer año del negocio.

Ten claros tus objetivos

Tienes que tener claras tus metas. ¿Quieres sacar sencillamente un ingreso aceptable para mantenerte?, ¿o quieres llegar a ganar mucho dinero? ¿Piensas quedarte a nivel local o expandirte por todo el país? Determina todo eso lo antes posible.

Muchos empresarios novatos se quedan atrás en el pago de los impuestos de los salarios o impuestos sobre las ventas. Todo eso se va acumulando, y cuando pasen seis meses el IRS va a estar tocándote a la puerta a ver qué pasa... y cobrándote penalidades.

La actitud con la que abras tu negocio es esencial, y es importante que te convenzas de que, de primera, no vas a hacer una fortuna. Lo que harás ese primer año es establecer tus bases, cuanto más sólidas, mejor. No creas que te vas a comer el mundo, porque sino, te desilusionarás cuando te veas con más deudas que ingresos.

publicidad

Cuida a tus clientes

Y no te olvides de los clientes, que desde sus primeros tratos contigo o tus empleados se crearán una imagen de tu negocio.

Desde el inicio, sé sencillo, agradable y claro con ellos, y haz que tus empleados también lo sean. Después de todo, un cliente satisfecho es la mejor carta de triunfo para un negocio que comienza y para cuidar mejor tu bolsillo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad