publicidad
El desempleo entre hispanos en julio se mantuvo sin cambios.

El desempleo entre hispanos se mantuvo sin cambios durante julio, en el 6.8%

El desempleo entre hispanos se mantuvo sin cambios durante julio, en el 6.8%

Durante el mes de julio, el desempleo entre hispanos se mantuvo en una tasa de 6.8%; los empleadores crearon 215 mil puestos en EEUU.

El desempleo entre hispanos en julio se mantuvo sin cambios.
El desempleo entre hispanos en julio se mantuvo sin cambios.

Durante el mes de julio, el desempleo entre hispanos se mantuvo sin cambios en una tasa de 6.8 por ciento, mientras que los empleadores crearon 215 mil puestos en el país, lo que indica un mercado laboral en crecimiento constante y da una evidencia más para que la Reserva Federal decida si la economía puede soportar un aumento en las tasas de interés para septiembre.

El Departamento del Trabajo informó el viernes que la tasa de desempleo se mantuvo en su nivel más bajo desde hace siete años, en 5.3% por segundo mes consecutivo, mientras que se ralentizó la creación de puestos de trabajo en ese mes con respecto a los 231,000 creados en junio (cifra revisada al alza), una baja de 6.9%. Los analistas esperaban un aumento de 2.7%.

publicidad

Entre los jóvenes, el colectivo más afectado por la falta de trabajos, el índice bajó hasta el 16.2 por ciento.

En promedio este año se han creado mensualmente 211,286 puestos de trabajo, lo que indica que las empresas están confiadas de la fuerte demanda del consumidor, a seis años de la crisis mundial.

Las contrataciones siguen robustas a pesar de que el crecimiento de la economía ha sido menor a lo esperado y aunque los aumentos salariales han sido modestos para los trabajadores.

La cantidad de personas desempleadas bajaron en julio en 33,000, para ubicarse en 8.26 millones, insuficiente para marcar un descenso de la tasa de desempleo, que permaneció en el mismo nivel de junio, el más bajo desde 2008.

Por sectores

Afectada por la baja de los precios del petróleo, la industria minera suprimió 5,000 empleos en julio.

El sector minorista aportó 36,000 nuevos empleos y el de servicios de la salud añadió 28,000 puestos de trabajo adicionales.

El sector público aportó 5,000 nuevos puestos de trabajo, mientras que el sector minero y forestal perdió 4,000 empleos, un indicador de que las empresas de explotación de hidrocarburos en Estados Unidos podrían estar realizando recortes con la reducción de rentabilidad que provocan los bajos precios del petróleo.

La media de la hora de trabajo -dato muy observado por la Fed- registró una ligera alza de 0.2% en julio, para situarse en 24.99 dólares. En un año, la hora de trabajo aumentó 2.1%.

publicidad

El índice de participación laboral, el porcentaje de personas en edad de trabajar que están trabajando o buscando activamente empleo, sigue siendo bajo y se situó en julio en el 62.6%, a niveles no vistos desde finales de los años 70.

El más bajo desde 2008

El principal consejero económico de la Casa Blanca, Jason Furman, destacó que el índice de desempleo es el más bajo desde 2008 y que, en los últimos dos años, la economía estadounidense ha creado 5.7 millones de empleos, pero son necesarios más progresos.

Furman recordó que, con ese objetivo, el presidente estadounidense, Barack Obama, "está presionando al Congreso" para que aumente las inversiones en infraestructuras, facilite la aprobación de nuevos acuerdos comerciales y permita un aumento del sueldo mínimo a nivel federal.

El índice de desempleo ha venido cayendo de manera constante, tras superar el 10% en 2009 por la profunda crisis financiera mundial y comenzar 2014 con niveles cercanos al 7%.

Seguido de cerca por la Fed

La evolución del desempleo es seguida de cerca por la Reserva Federal, que considera que la situación del mercado laboral y de la economía estadounidense en general permitirá antes de que acabe el año una primera subida de los tipos de interés, tras haberlos situado a un nivel cercano a cero a finales de 2008.

El desempleo dentro de la cota del 5% es uno de los indicadores que espera la Reserva Federal para anunciar su esperada subida del precio del dinero, pese a que los datos de crecimiento del producto interior bruto (PIB) y la moderada inflación siguen promoviendo la cautela entre los responsables de la política monetaria.

publicidad

Los analistas esperan que la primera subida de un cuarto de punto de los tipos de interés de Estados Unidos se anuncie en septiembre y posiblemente venga seguida de una segunda.

Las dudas en relación a la economía fueron evidentes en el primer debate presidencial republicano el jueves, en donde 10 candidatos hablaron de los retos de una política fiscal difícil de manejar, y las presiones en los trabajadores estadounidenses como resultados de la inmigración y tratados de comercio mundial.

La economía creció a una escasa tasa de interés anual del 1.5% en el primer semestre del 2015, casi medio punto porcentual menos que el promedio de los últimos tres años.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad