publicidad
Griegos abarrotan los cajeros automáticos ante la incertidumbre financiera.

El Banco Central Europeo mantiene apoyo a los bancos griegos y observará los mercados

El Banco Central Europeo mantiene apoyo a los bancos griegos y observará los mercados

"Considerando las circunstancias actuales, el consejo de gobernadores decidió mantener el nivel de entrega de liquidez con carácter de urgencia".

Griegos abarrotan los cajeros automáticos ante la incertidumbre financiera.
Griegos abarrotan los cajeros automáticos ante la incertidumbre financiera.

La crisis financiera de Grecia dio un dramático giro, cuando el gabinete, tras una reunión de ocho horas, decidió que los bancos griegos permanecerían cerrados por seis días hábiles y restringió los retiros de efectivo.

La Bolsa de Valores de Atenas tampoco abriría el lunes, confirmaron funcionarios del sector financiero.

Las medidas tienen como fin acotar la salida de dinero de los bancos griegos y lograr que los acreedores del país ofrezcan concesiones antes de que el programa de rescate expire el martes. Los acontecimientos han suscitado cuestionamientos sobre el futuro financiero de Grecia y su permanencia en el bloque de 19 naciones que comparten el euro como divisa, e incluso dentro de la Unión Europea.

Los nuevos acontecimientos han vuelto a poner en entredicho el futuro financiero de Grecia y si seguirá siendo miembro de la zona de 19 naciones que usan el euro como moneda común.

publicidad

Las medidas fueron adoptadas luego de largas filas de los últimos dos días fuera de los cajeros automáticos del país, después que Tsipras decidiera de súbito someter a referéndum las propuestas de los acreedores sobre las reformas que debe adoptar Grecia, a fin de que le extiendan prestamos de rescate que le son cruciales.

Horas antes, el Banco Central Europeo (BCE) decidió no incrementar la cantidad de liquidez de emergencia disponible para las instituciones de crédito griegas a la que éstas pueden acceder desde el banco central, lo que implica que carecen de capacidad para reabastecer los depósitos, que disminuyen velozmente.

"Es ahora más evidente que esta decisión no tiene más propósito que chantajear la voluntad del pueblo griego e impedir que el proceso democrático del referéndum transcurra sin contratiempos", declaró Tsipras en un discurso televisado a la nación.

La consulta popular está prevista para el próximo domingo. Sin embargo, el actual rescate financiero de Grecia expira el martes y los 7,200 millones de euros (8,000 millones de dólares) restantes no estarán disponibles para Grecia después de esa fecha.

El consejo de gobierno se reunió este domingo por teleconferencia para decidir si mantener la liquidez para los bancos griegos después de que se interrumpieran las negociaciones entre Grecia y sus acreedores y el Gobierno griego decidiera convocar un referéndum para votar la propuesta de ayuda.

publicidad

Existe mucha incertidumbre sobre la reacción de los mercados financieros el lunes a estos acontecimientos, que el BCE seguirá de cerca.

Por su parte, el gobernador del Banco de Grecia, Yannis Stournaras, dijo que "el Banco de Grecia, como miembro del Eurosistema, tomará todas las medidas necesarias para asegurar la estabilidad financiera para los ciudadanos griegos en estas difíciles circunstancias".

La prensa griega informó que el BCE pidió al Gobierno griego que introduzca controles de capital a partir de mañana o de lo contrario interrumpirá la provisión urgente de liquidez.

"Considero que se aplicarán controles de capital antes de que los mercados abran mañana", dijo Erik F. Nielsen, economista jefe de UniCredit.

El consejo de gobierno se reunirá el próximo miércoles, dijo a Efe una fuente conocedora de la situación.

Asimismo la entidad monetaria dio la bienvenida en un comunicado al compromiso de los ministros de la zona del euro de "tomar todas las medidas necesarias para mejorar más la resistencia de las economías de la zona del euro y de estar preparados para dar pasos decisivos para fortalecer la Unión Económica y Monetaria".

Largas filas en los cajeros

Durante el fin de semana en las calles de Grecia se han visto largas filas de ciudadanos que retiraban efectivo de los cajeros, hasta unos 400 millones de euros, que se suman a otros casi 4.000 millones que sacaron de sus bancos en la semana precedente por miedo a que el país termine fuera de la eurozona.

publicidad

El consejo de gobierno observa de cerca la situación en los mercados financieros y las implicaciones para la política monetaria y el equilibro de riesgos para la estabilidad de precios en la zona del euro.

Asimismo el BCE hizo hincapié en que está decidido a usar todos los instrumentos disponibles dentro de su mandato.

Estos instrumentos incluyen inyecciones de liquidez y compras de deuda, que influyen en el nivel de los tipos de interés en los mercados.

El actual presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, y otros cinco miembros del consejo de gobierno votaron ya la semana pasada en contra de mantener la ayuda financiera a los bancos griegos, según algunos medios, si bien el BCE no ha dicho nada al respecto.

El BCE y los bancos centrales de la zona del euro comenzaron a comprar en mayo de 2010, bajo la presidencia del francés Jean-Claude Trichet, deuda soberana de Grecia, que ya no se podía financiar en el mercado a tipos de interés razonables.

Aunque las compras se pararon ya en marzo, este programa finalizó en septiembre de 2012, cuando el BCE, que tiene deuda griega por valor nominal de 19,800 millones de euros, decidió iniciar un segundo programa de compra de deuda, que nunca ha llegado a aplicar pero que sirvió para frenar los movimientos especulativos en el mercado, que entonces penalizaban a España e Italia.

Desde marzo de este año el BCE y los bancos centrales nacionales compran grandes cantidades de deuda pública de los países de la zona del euro pero Grecia está excluida de este programa.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad