publicidad
Los reconocimientos a Rafael Ramos y Wenjain Liu no han cesado.

Donan un millón de dólares a familias de policías asesinados en Nueva York

Donan un millón de dólares a familias de policías asesinados en Nueva York

La donación anónima beneficiará a los hijos del policía Rafael Ramos y al padre del agente Wenjian Liu.

Los reconocimientos a Rafael Ramos y Wenjain Liu no han cesado.
Los reconocimientos a Rafael Ramos y Wenjain Liu no han cesado.

Las familias de dos policías de Nueva York que fueron asesinados en diciembre pasado recibieron una donación anónima de un millón de dólares hecha por un empresario de Hong Kong, según informaron fuentes policiales.

La donación beneficiará a los hijos del policía Rafael Ramos y al padre del agente Wenjian Liu, asesinados a sangre fría por un individuo que invocó el nombre de dos afroamericanos muertos por acciones policiales el año pasado.

La información fue dada a conocer durante una rueda de prensa de representantes de la Asociación de Beneficencia de Detectives, que además se encargará de administrar los fondos donados.

Medio millón de dólares será destinado a la educación de los dos hijos de Ramos y el resto, en cinco cuotas anuales, será entregado al padre de Liu. Familiares de los dos agentes estaban presentes en la rueda de prensa donde se anunció la donación.

publicidad

"En todas las tragedias hay individuos que dan un paso hacia delante (...), y eso es lo que está pasando hoy", dijo en la rueda de prensa el presidente de la asociación gremial, Michael Palladino.

Ramos, de 40 años, y Liu, de 32, murieron por los disparos de Ismaaiyl Brinsley, de 28 años, que se suicidó poco después de perpetrar el doble asesinato, en el distrito neoyorquino de Brooklyn.

En mensajes previos en redes sociales, Brinsley dijo que tenía intención de vengar la muerte de dos personas de raza negra por acciones policiales, Eric Garner, en Nueva York, en julio pasado, y de Michael Brown, en Ferguson, en agosto.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad