publicidad
.

¿Debo darles una tarjeta de crédito a mis hijos? logo-noticias.6bcb5218f...

Los padres se enfrentan a la disyuntiva de dar o no tarjetas de crédito a sus hijos.

¿Debo darles una tarjeta de crédito a mis hijos?

¿Debo darles una tarjeta de crédito a mis hijos?

Muchos padres se encuentran ante la disyuntiva de aceptar o negarse al pedido de sus hijos y no tienen información.

Los padres se enfrentan a la disyuntiva de dar o no tarjetas de crédito...
Los padres se enfrentan a la disyuntiva de dar o no tarjetas de crédito a sus hijos.

Por Beatriz Hartman, de Consolidated Credit

“Siempre he procurado la independencia de mis hijos. Ellos deben ir madurando para diferenciar entre lo bueno y lo malo, y así tomar decisiones acertadas. Pero ante la solicitud de mi hija: ¿Me das una extensión de tu tarjeta de crédito como regalo de cumpleaños?, mi impulso fue decirle un ¡no! rotundo. No solo porque estaba en juego mi reporte crediticio, sino porque además, no sabía si ella estaba preparada para afrontar esa responsabilidad.”

Comentarios como estos se leen y ven mucho en la Internet y en la televisión.

Los jóvenes y las tarjetas de crédito

Muchos padres se encuentran ante la disyuntiva de aceptar o negarse al pedido de sus hijos quienes ven las tarjetas de crédito como la puerta que se abre a muchas cosas “buenas”, y uno podría agregar que comprar con tarjeta es más fácil que pedir dinero prestado a un amigo o familiar.

publicidad

Lo más importante es ir introduciéndolos en el tema del dinero poco a poco, y darles una muestra de cómo se maneja el dinero, el resto lo irán aprendiendo ellos mismos  con el tiempo. En una entrada de blog publicada el año pasado en Univision.com, brindé mi opinión sobre ¿a qué edad deberíamos empezar a hablarles a nuestros hijos sobre el crédito y las deudas?

Otra fuente es el sitio web en español de Consolidated Credit donde se explica todo lo relativo a tarjetas de crédito y temas financieros. Hay un folleto virtual llamado “Tarjetas de crédito: Lo que usted necesita saber” que sugiere a los padres considerar la regla de “Las Tres C” para decidir a quién otorgarle crédito y definir su límite.

Compartimos con la audiencia de Univisión un poco de detalles sobre “Las Tres C”. Usaremos el caso de la madre, su hija y el banco como ejemplo:

Carácter

Se evalúa la historia crediticia del solicitante, su honestidad y confianza. Los bancos se basan en los registros financieros del solicitante para determinar su carácter. “Como mi hija no había utilizado crédito aún, me referí a las veces en que acordamos reunir dinero para algunas compras, o bien me pidió dinero prestado. También tuve en cuenta su esfuerzo para lograr metas con las que se había comprometido. De todas, pude recordar sólo una que quedó adeudada.”

publicidad

Capital

Los prestamistas preguntan por los bienes que posee el cliente para avalar la deuda. “Mi pequeña no tiene propiedades que garanticen su crédito, pero sí posee algunos bienes que podrían servir de garantía. Hicimos una lista de lo que podría vender en caso extremo y acordamos que podíamos utilizarlos para asegurar el crédito. Al principio se mostró reacia a aceptarlo, pero hay cosas que no son gratis y cada derecho conlleva una responsabilidad.”

Capacidad

En este caso, se evalúan los ingresos, el nivel de gastos y deudas pendientes. “Así que calculamos el dinero que le asignamos periódicamente a mi hija, más lo que recibe en su cumpleaños y otras fechas especiales como navidad o fin de año. Le deducimos los egresos diarios y eventuales. Y tal como se indica en el artículo mencionado, decidimos que el límite que debería tener en la tarjeta sería no más del 15% de su “ingreso” anual.”

Y entonces, ¿cuál fue el resultado de esta madre quien antes de hablar de dinero con su hija dudaba si una tarjeta de crédito para la joven estaba justificada?

“Así que luego de escenificar el diálogo entre una promotora de banco y su cliente potencial, ¿saben qué sucedió? Mi hija obtuvo su tarjeta de crédito. Y yo, una alerta diaria en mi celular para, antes de ir a dormir, chequear sus gastos con la tarjeta.”

publicidad

No creo que esto lo hagan todos los padres, pero en este caso la joven obtuvo crédito y quizás solo el tiempo dirá en este caso particular si fue acertado o no el rol de la madre.    

Leer los jóvenes y las tarjetas de crédito

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad