publicidad
Así tu empresa sea pequeña, debes proteger tu información.

Cuatro claves para blindar tu empresa de fugas de información

Cuatro claves para blindar tu empresa de fugas de información

Así tu empresa sea pequeña, no estás exento del robo o extracción de datos de manos de empleados inconformes o desleales.

Así tu empresa sea pequeña, debes proteger tu información.
Así tu empresa sea pequeña, debes proteger tu información.

Así tu empresa sea pequeña, como dueño de tu propia compañía no estás exento del robo o extracción de datos de manos de empleados inconformes o desleales, por lo que más vale estar blindado.

Extraer y filtrar información de una empresa tiene un alto impacto tanto económico como para tu imagen frente a tus clientes y al resto de los empleados.

Este tipo de prácticas desleales lleva a las empresas a perder más del 30 por ciento de sus activos empresariales, ya sea en transferencia de clientes o en la copia de tus fórmulas de producción, pues esa información puede ir a parar a manos de otras compañías.

“Imagina que la competencia compra esa información clave o un adelantado de cómo será tu próximo producto o servicio, así como contraseñas de cuentas de personal estratégico en la empresa”, dice a la web CNN Expansión Leandro Hernández, vicepresidente de la firma F-Secure para América Latina.

publicidad

Los negocios pueden tener otro tipo de información clave, como sus planes de investigación y desarrollo, estudios de mercado, estrategias de venta, relanzamiento de productos, líneas de trabajo y el know how para promover servicios y productos, aseguran expertos en el tema.

El medio añade que el propio personal interno está presente en ocho de cada 10 casos de robo de datos en una organización, según el Grupo Multisistemas. De ellos, cerca del 15 por ciento es parte de la alta gerencia mientras un 54% es personal operativo.

“Hay casos donde la información que se filtra tiene que ver con los empleados, gente enterándose que la van a reemplazar y todo por no tener una política adecuada de seguridad en la información”, añadió Hernández.

¿Qué hay que hacer?

Los expertos, indica CNN Expansión, recomiendan a cada empresa tener un protocolo de seguridad, que contemple la prevención pero también qué hacer en caso de crisis.

Es necesario que la compañía tenga claro como es el flujo de la información: quién tiene acceso a ciertos datos, con qué fin y qué uso le da a ellos.

A continuación, los puntos clave que deben tomar en cuenta las organizaciones:

- Cambiar la mentalidad. Es preciso que como empresario sepas que la seguridad no es un gasto, sino una inversión.

- Prevenir para no lamentar. “El jefe suele ser muy de palabra y no le gusta tocar fibras sensibles del empleado; si ve a un colaborador enojado, lo deja seguir así sin pensar que es una alerta” que tiene que atender, señaló al medio Karla Rojas Campos, académica de la Escuela de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Panamericana.

publicidad

- Claro y por escrito. Es necesario determinar el acceso de cada colaborador a la información con base en su rango, tareas y responsabilidad, al tiempo que es necesario establecer que cualquier violación implicará una sanción.

- Cuidado con los “ex”. Actualiza las campañas de seguridad de tu empresa por lo menos cada seis meses. No permitas cosas como, por ejemplo, que el correo o la cuenta de acceso de una persona dada de baja siga vigente. Este es un error común en el que suele caerse por el ajetreo de cada día.

Finalmente, cabe señalar que no se trata de vivir desconfiado, ni de guardar herméticamente la información que a los empleados les es de mucha utilidad para desempeñar su trabajo. La idea es que tengas mucha claridad sobre el flujo de información en tu empresa y nunca pienses que establecer reglas y sanciones está de más. Aplica cada momento esa frase que dice con razón que “más vale prevenir que lamentar”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad