publicidad

¿Cuál es la cantidad correcta de una propina en Estados Unidos?

¿Cuál es la cantidad correcta de una propina en Estados Unidos?

El de las propinas es un fenómeno económico y de etiqueta social y hasta cultural en Estados Unidos.

Quienes nacimos y crecimos en países latinoamericanos, nos identificamos con la idea de que dejar el 10 por ciento de propina es lo adecuado. Sin embargo, en Estados Unidos podría esto no ser lo más conveniente.

El de las propinas es un fenómeno económico y de etiqueta social y hasta cultural, según publica la web de la BBC.

Los trabajadores de industrias de servicios como hoteles y restaurantes tienen salarios muy bajos si se les compara con los estándares locales, por lo que su esperanza radica en las propinas para poder nivelar sus ingresos.

“Estados Unidos es probablemente el país con las propinas más altas del mundo”, considera el presidente de la Escuela Internacional de Protocolo de Madrid, Gerardo Correas, preguntado por BBC Mundo.

Una propia estándar en un restaurante en Estados Unidos es del 25% de la cuenta, mientras que el 15 por ciento es aceptable. Una cifra inferior es, incluso, insultante. En contraste, en América Latina, la costumbre es dar el cinco o 10 por ciento.

La costumbre de dar propina llegó a Estados Unidos procedente de Europa a finales del siglo XIX, por lo que es comprensible que el concepto haya ido evolucionando con el paso del tiempo.

Tom Geoghegan, reportero de la BBC, recuerda que en un momento determinado seis estados prohibieron completamente  las propinas, pues a principios del siglo XX se realizó una campaña en contra de esta costumbre, pues no era considerado como democrático dar propina y quien la daba creaba una clase de sirvientes. Para 1940, el estándar de propina era de apenas el 10 por ciento.

publicidad

Pero la innovación parece seguir en práctica, esta vez en favor del empleado. Según The New York Times, muchos restaurantes del país otorgan al comensal una tablet, en donde los clientes seleccionan la propina de entre tres opciones de botones, que indican generalmente el 15, el 25 o hasta el 30 por ciento de la cuenta como propina.

Si el cliente elige una opción inferior o incluso “ninguna propina”, necesita de una maniobra más larga y difícil de realizar si enfrente se tiene al empleado del restaurante.

Y en Estados Unidos se habla con mucha frecuencia de las desigualdades salariales: el 52% de los empleados de comida rápida tiene salarios que se encuentran debajo de la línea de pobreza, caso que se repite entre los trabajadores de otros sectores.

Quizá esto explique, añade BBC Mundo, que el presidente Obama insista en la necesidad de aumentar el salario mínimo.

Mientras tanto, en América Latina la tendencia parece ser justo la opuesta. Tal es el caso de Colombia, donde están prohibidas de forma expresa las “propinas obligatorias”, en defensa del consumidor. Ordena además que las facturas impresas para los clientes recuerden que, aunque presenten montos sugeridos, la propina es una contribución voluntaria.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad