publicidad

Cómo divorciarte de las deudas

Cómo divorciarte de las deudas

Cuando te casaste con tu pareja, te uniste sin saberlo también a su historial de crédito y a sus deudas pasadas.

Casado con su crédito

Tal vez no tenga que recordarle a muchos de ustedes que un divorcio puede destrozar no solamente tu corazón, sino también  transformar tu vida.

A esto, añádele que también puede arruinar tu crédito.Cuando enlazaste tu vida a la de otra persona, te uniste sin saberlo también a su historial de crédito y a sus deudas pasadas.Si no tomas acción al separarte, no sólo vas a llorar por tus ilusiones perdidas, sino que también podrías llorar por tu crédito arruinado.

Lo primero, aún antes de firmar los papeles del divorcio, es obtener tu propio reporte de crédito de las cuentas que comparten como pareja.

Allí verás en blanco y negro los malos hábitos financieros de tu futuro ex -si él o ella es ese tipo de persona-, y cuanto dinero deben en común.

De esta forma sabrás si tienes que tomar medidas legales drásticas para divorciarte también de sus deudas.

Nada a nombre de los dos

Las parejas que se están divorciando deben hacer una separación bien clara de todos los bienes adquiridos durante el matrimonio, y luego evaluar cuales son las responsabilidades de deudas individuales.

Cada uno debe abrir su propia cuenta bancaria y disolver las que tienen en común, desde ahorros hasta tarjetas de crédito- ¡y apúrate, no sea que tu cónyuge se ponga a gastar como un loco!

publicidad

No permitan que ninguna cuenta ni propiedad quede bajo los nombres de ambos.

¿Qué hacer con la casa?

Si son dueños de una vivienda y la hipoteca está a tu nombre, ten en cuenta que si se dejan de pagar las mensualidades tú eres responsable si el banco recupera la propiedad y la pone en foreclosure o liquidación.

Para evitar eso, vendan la casa y dividan las ganancias.

Si te dejas llevar por las emociones y te desentiendes de los asuntos financieros al cabo del tiempo te vas a arrepentir cuando ya sea demasiado tarde.

Tu corazón se habrá sanado pero tu crédito tal vez no.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad