publicidad

Asegura tus pertenencias

Asegura tus pertenencias

Tu vivienda no está libre de un incendio, una inundación o un robo, por eso conviene asegurar tus cosas.

Dos tipos de cobertura

Tu vivienda no está libre de un huracán, un terremoto, un incendio, una inundación o un robo.

Éstas son algunas de las causas que hacen necesario que los bienes que posees dentro de tu casa permanezcan asegurados, aunque no seas el dueño de la propiedad.Las aseguradoras ofrecen dos tipos de cobertura básica: de propiedad personal y de liberación de responsabilidad financiera.

Tú puedes comprar un solo tipo de cobertura o una combinación de ambas. Oriéntate a través de internet o con un agente de seguros.

En la cobertura de propiedad personal, la aseguradora reembolsa al inquilino por las reparaciones o el reemplazo de sus pertenencias dañadas o robadas.

La de liberación de responsabilidad financiera protege al inquilino contra demandas, reclamos y hasta gastos médicos de terceros que se hayan accidentado en la propiedad alquilada o con un artículo que poseas dentro de ésta.

Si tienes objetos costosos y deseas agregar mayor cobertura a tu póliza, ten en cuenta que la joyería fina y las obras de arte no están cubiertas por el seguro de arrendatario simple. Para proteger estos bienes debes adquirir una cobertura adicional.

Si compartes un inmueble con otra persona, tendrás que preguntar a cada compañía si ofrecen seguros compartidos, pues en algunos casos se requiere que cada persona tenga su propia póliza.

publicidad

Si en esta temporada navideña piensas estar lejos de tu vivienda durante un tiempo, sería conveniente que te fueras con la tranquilidad de que una póliza protege lo que dejas dentro.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad