publicidad

Difíciles tiempos en California para propietarios y trabajadores

Difíciles tiempos en California para propietarios y trabajadores

Costo excesivo en California

Costo excesivo en California según Rogelio Fonseca:

Mi esposa Julia y yo hemos operado un restaurante mexicano en el centro de Los Angeles por 43 años.  Con mucho trabajo y dedicación hemos logrado tener éxito y una buena reputación entre nuestros clientes y nuestra comunidad.  Nuestra familia ha logrado alcanzar un pedazo del Sueño Americano dijo Rogelio a La Opinión.

Desgraciadamente, las crecientes regulaciones del gobierno podrían convertir ese sueño en una pesadilla. Mientras las pequeñas empresas luchan para mantener sus puertas abiertas, un legislador estatal está promoviendo un proyecto de ley, SB 568, que prohibiría el uso de contenedores de comida de polietileno en todo el estado

Esta es una idea descabellada.  Esta ley perjudicará a todos los restaurantes como el mío como así también a otras empresas y consumidores.

La razón por la cual usamos contenedores de comida de polietileno es simple: dan resultado y son económicos.  Mantienen caliente la comida y evitan que se chorree en los autos y la ropa de nuestros clientes.  Los contenedores de papel cubiertos de plástico que me obligarían a usar son 300 por ciento más caros.  Yo simplemente no puedo afrontar semejante aumento en el costo de contenedores.  Estos gastos extras, sumados a los otros desafíos que enfrentan las empresas de California, hacen más difícil mantener abierta una empresa y evitar que todos nuestros empleados pierdan su trabajo.

publicidad

Los desafíos y obstáculos para operar un restaurante con éxito siguen creciendo. Los costos de energía, servicios públicos, comida y renta, entre otros, siguen aumentando. También tengo que pagar más impuestos, y asumir más gastos de personal y beneficios.  Y pareciera que el gobierno siempre está tratando de controlar el negocio de los restaurantes "ya sea prohibiendo juguetes para los niños o exigiendo el uso de etiquetas. Todo esto significa más tiempo en papeleo y menos tiempo en la cocina.  Con razón nuestra economía se sigue deteriorando.

Los otros dueños de restaurantes tienen las mismas preocupaciones. En empresas como la mía, con márgenes escasos, estos costos extras son una verdadera amenaza.  Si bien esto le puede resultar increíble a la elite adinerada, yo no puedo transferir estos nuevos costos a mis clientes, ya que ellos también están luchando en estos tiempos duros.

Además, la prohibición de contenedores de comida de polietileno eliminará buenos trabajos industriales aquí en California "muchos de estos trabajadores han estado empleados en la industria por décadas y han podido mantener a sus familias, pagar impuestos y enviar sus hijos a la universidad.

Los políticos que minimizan estos problemas están realmente desconectados de la realidad. Es como si creyeran que son inmunes a la incertidumbre y ansiedad económicas. No viven en la realidad. Deberían tratar de pasarse una semana trabajando conmigo en mi restaurante. Entonces podrían ver que la ley SB 568 no tiene sentido y debe ser derrotada.  Esta ley es una cachetada más a los trabajadores californianos.

publicidad

Rogelio y Julia Fonseca son dueños del restaurante La Abeja en North Figueroa Street en Los Angeles.

Este comentario fue publicado en La Opinión.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad