publicidad

Día de Alerta de la Diabetes

Día de Alerta de la Diabetes

La diabetes es una de las mayores dolencias del siglo XXI y una de las más costosas para los sistemas sanitarios.

Actualmente la cifra de enfermos de diabetes en el mundo es de 285 millones pero podría llegar a los 435 millones en veinte años si no se adoptan medidas educativas y preventivas. Con esta advertencia la Federación Internacional de Diabetes incita al mundo a reaccionar a tiempo.En EU hasta 2007 el 7.8 po cierto de la población sufría diabetes, sin contar que cerca de 5.7 millones de personas sufren de esta enfermedad y no lo saben, según los últimos datos de la American Diabetes Association.Por su parte, de acuerdo con los datos más recientes reunidos por los especialistas y organismos vinculados a la lucha contra la diabetes a nivel internacional, también cada 10 segundos una persona contrae esta enfermedad, que es la cuarta más importante por el número de decesos que provoca.Los nativos americanos tienen la tasa más alta de diabetes con un 16.5 por ciento, seguidos por los afroamericanos con un 11.8 por ciento y los hispanos con un 10.4 por ciento.Entre los hispanos, los puertorriqueños representan un 12.6 por ciento, los méxico-americanos un 11.9 por ciento y los cubanos un 8.2 por ciento, de acuerdo con el informe de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).Síntomas de alertaLos síntomas de alerta de la diabetes tipo 1 y 2 pueden ser: necesidad de orinar frecuentemente, sed excesiva, apetito constante, pérdida de peso repentina, cansancio extremo y dificultad de concentración.Además, se puede tener una sensación de cosquilleo o adormecimiento de las manos y los pies, vómitos y dolor de estómago (en muchos casos se confunde con una gripe), visión borrosa, infecciones frecuentes y curación lenta de las heridas.Estos síntomas pueden tener distinta intensidad y no siempre se presentan en la diabetes tipo 2, que no depende de una administración de insulina y cuyo aumento se atribuye a factores como el envejecimiento de la población, la creciente urbanización, el cambio de los hábitos alimentarios y una actividad física reducida.A nivel individual, también pueden influir el sobrepeso, la tensión y el colesterol altos, un historial familiar con diabetes y, hasta cierto punto, el origen étnico.En cambio, la diabetes tipo 1 está causada por la destrucción de las células del páncreas productoras de insulina, por razones que todavía no se entienden plenamente, aunque se consideran que entran en juego los factores medioambientales, el aumento de la edad de las mujeres cuando dan a luz y, probablemente, algunos aspectos vinculados a la dieta alimentaria.

publicidad

La Federación Internacional de Diabetes (FID) cifra en $376 mil millones el coste de este mal crónico para la economía mundial en 2010, lo que equivale al 11.6 por ciento del gasto sanitario en todo el mundo.Con una población de 344 millones en riesgo de desarrollar una diabetes en cualquier momento y una previsión que apunta a que habrá 435 millones de diabéticos en 2030, el cálculo de su coste económico se dispara a $490 mil millones, según la FID.La carga financiera de esta enfermedad será más dura de soportar para los enfermos que viven en países de ingresos medios y bajos, donde la mayor parte de los gastos médicos son pagados del bolsillo del enfermo o de su familia.A ese respecto, la federación cita el caso de América Latina, donde los familiares deben cubrir del 40 al 60 por ciento de los gastos de salud.EU gasta másLos expertos han puesto igualmente de relieve que el gasto en atender a quienes padecen este mal está distribuido de manera muy desigual, pues se concentra en las personas de entre 50 y 80 años, y más en las mujeres que en los hombres.Por países, los desequilibrios son más graves, pues mientras Estados Unidos destinará $198 mil millones el próximo año en atención médica de diabéticos (52,7 por ciento del total mundial), India -el país con el mayor número de enfermos- gastará una suma equivalente a menos del 1 por ciento.En términos del coste por enfermo, se prevé que el gasto por paciente sea de $7,383 en Estados Unidos, pero de menos de $10 en los países más pobres.

publicidad

1. Lo fundamental es ir a un especialista para que te oriente. El Centro Nacional de Información de Diabetes de Estados Unidos, (NDIC)

aconseja consultar a tu especialista cuál es el nivel de glucosa ideal

para ti.2. ¿Usas insulina? Deberás tener tu propio plan de

comidas y la persona que te debe guiar es tu nutricionista. ¿Qué podrás

comer? Panes, cereales, granos, frutas, verduras, carne y derivados de

la carne, lácteos y grasas.3. Haz ejercicios.

El NDIC dice que un diabético que hace deportes tiene ventajas

saludables. Como mantener el peso, la salud de los pulmones y el

corazón, así como que la insulina funciona mejor para bajar la glucosa

en sangre. El NDIC recomienda medir tu nivel de glucosa, antes, durante

y después de cualquier ejercicio físico. 4. No saltees

ninguna comida. En especial si no utilizas insulina. Si no comes tus

niveles de glucosa bajan. Y si la glucosa baja demasiado puede

provocarte lo que se llama hipoglucemia.5. Lleva tus registros

diarios. La mejor manera de estar controlado y seguro es anotarlo todo,

publicidad

recomienda el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos. De esta

forma podrás saber si algún alimento te afectó o si tu rutina de

ejercicios no funciona como debería.Como grandes medidas de prevención, la FID recomienda que todas las personas en riesgo de sufrir diabetes sean identificadas mediante chequeos y autoanálisis. Una vez identificadas se les debe medir los niveles de glucosa en plasma para determinar si existe alteración de la glucosa.Con respecto a lo que cada persona puede hacer, las recomendaciones principales pasan por realizar al menos 30 minutos de ejercicio diario y caminar con regularidad, medidas tan simples pero que han demostrado que pueden reducir la diabetes tipo 2 entre un 35 y 40 por ciento.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad