publicidad

Advierten del peligro de una nueva década perdida para Puerto Rico

Advierten del peligro de una nueva década perdida para Puerto Rico

Casa Blanca dijo que acelerará el acceso a casi 400 millones de dólares para carreteras y otros proyectos en Puerto Rico para ayudar con la crisis económica.

Bandera Puerto Rico

La deuda millonaria que por más de una década afecta a Puerto Rico tiene que reestructurarse y según insitió Antonio Weiss, consejero del Secretario del Tesoro, en estos momentos "no hay espacio para errores en esta economía".

Mientras tanto, la Casa Blanca apruebó una millonaria ayuda para la Isla del Encanto mientras el Tesoro de los EE.UU. adviertió de un posible cierre gubernamental si el Congreso de los Estados Unidos no aprueba un plan de restructuración de deuda prontamente.

El Tesoro de EE.UU. advirtió que Puerto Rico está a punto de adentrarse en una nueva "década perdida, más dañina aún" que la que acaba de cumplir en recesión y que ha dejado a la isla sumida en una crisis humanitaria. "Ya se observan signos de una crisis humana: El 2,5 % de la población se va cada año y los hospitales están teniendo que cerrar", dijo Weiss.

El asesor del secretario del Tesoro, Jack Lew, aseguró que " en Puerto Rico existe miedo al futuro" y recalcó que "el Gobierno sigue operativo sólo porque el gobernador ha autorizado más de mil millones de dólares en iniciativas de liquidez onerosas e insostenibles". Durante su intervención en una vista del Comité de Recursos Naturales de la Cámara federal de Representantes, Weiss explicó que la gente tiene miedo porque "nadie sabe de dónde va a salir el dinero para pagar" los servicios públicos en un territorio cuya economía ha caído entre 2006 y 2014 un 13 %, el mismo porcentaje en que se ha reducido el empleo desde diciembre de 2007.

publicidad

Al mismo tiempo, el Tesoro propone el establecimiento de una junta independiente de supervisión que vele por la aplicación de las reformas que el Gobierno local identifique como necesarias. Aunque sostuvo que la junta no debe tener a su cargo la negociación directa de un proceso de reestructuración, si reiteró que esta deberá autorizar cualquier acuerdo al que lleguen las autoridades de Puerto Rico y los acreedores.

El Gobierno de PR se ha mantenido en conversaciones tanto con Sean Dufffy, quien preside el Subcomité de Investigaciones Financieras del Congreso de Estados Unidos como con otros congresistas de Estados Unidos para que analicen la crisis fiscal de la isla y ayuden a encontrar soluciones a la misma apoyando al Ejecutivo de San Juan en sus esfuerzos por reactivar la economía local y reestructurar la deuda pública.

Casa Blanca busca ayudar económicamente a Puerto Rico

Según publicó Prensa Asociada (AP), "con la esperanza de estimular el desarrollo económico y ayudar financieramente a Puerto Rico, la Casa Blanca dijo el jueves que acelerará el acceso a casi 400 millones de dólares para carreteras y otros proyectos de obras públicas en la isla."

Jason Miller, vicedirector del Concejo Nacional Económico que asesora al presidente en política económica, el secretario de Transportación, Anthony Foxx, habría dicho en una visita el jueves en Puerto Rico, que firmaría un acuerdo que ofrecería más asistencia técnica de Washington y acceso más rápido al dinero para cumplir con fechas de proyectos de vías públicas, dijo.

publicidad

Se espera que otros secretarios del gabinete sigan en los próximos meses mientras la administración intenta ayudar a Puerto Rico a aliviar su crisis. Por su parte, la secretaria del Interior, Sally Jewell, visitará la isla en abril para examinar formas para fortalecer el turismo mientras que el secretario de Agricultura, Tom Vilsack, irá en mayo. Hasta el momento, el gobernador Alejandro García Padilla ha reiterado que turismo es la única dependencia que se podría decir que se encuentra fuera de recesión económica.

La AP destacó que la Casa Blanca también dijo que el Congreso necesita darle a Puerto Rico la capacidad de buscar protección de bancarrota bajo el marco legal de los territorios estadounidenses. Esa propuesta ha ocasionado objeciones en el Congreso, con algunos líderes republicanos diciendo que Puerto Rico tiene las herramientas para reestructurar una gran porción de su deuda voluntariamente.

La administración también solicitó un aumento en el financiamiento de Medicaid e hizo disponible un crédito de impuestos para trabajadores de bajo ingreso que viven en Puerto Rico.

Puerto Rico tiene una deuda pública de 72.000 millones de dólares que el gobernador ha dicho es impagable.

Leer también:
Bernier pide a García Padilla frenar el aumento del IVA
Se declara sin dinero el gobierno de Puerto Rico
Gobernador de Puerto Rico: "nos quedamos sin dinero"

publicidad


Puerto Rico puede ser transferido a otra nación

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad