publicidad

Detectan caso de influenza porcina en menor migrante detenido en la frontera

Detectan caso de influenza porcina en menor migrante detenido en la frontera

Detectado entre cientos de niños migrantes centroamericanos que se encuentran en forma temporal en la Base Aérea Lackland

Confirman gripe H1N1 en Lackland, la base donde están resguardados niños indocumentados KAKW

DALLAS - Un niño que llegó a Estados Unidos solo, como parte de la actual ola migratoria que se registra por el sur de Texas, fue diagnosticado con la gripe porcina, infectado por el virus H1N1 causante de la pandemia de influenza registrada en 2009.

El caso fue detectado entre los cientos de niños migrantes centroamericanos que se encuentran en forma temporal en un albergue de emergencia habilitado en la Base Aérea Lackland, en San Antonio.

“Un menor de edad en el programa de niños extranjeros no acompañados que está ubicado en la Base Aérea Lackland, en San Antonio, Texas, fue hospitalizado recientemente y diagnosticado con H1N1”, confirmó en un comunicado el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS).

El niño infectado está respondiendo al tratamiento y es monitoreado, precisó el HHS, la agencia federal a cargo de albergar y alimentar a los menores migrantes, después de que éstos son detenidos por la Patrulla Fronteriza.

“Si bien éste es un caso aislado, continuamos medidas proactivas para proteger la salud pública y dar un seguimiento de cerca a todos los niños en Lackland y otras instalaciones”, indico el HHS.

El HHS solicitó a los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC) el envío a la Base Aérea Lackland dos mil vacunas contra la influenza porcina.

El caso de H1N1 se reporta un día después de que autoridades de salud de Texas expresaron su preocupación de que la actual y creciente ola migratoria que se registra por el sur de la entidad, pudiera desatar una crisis de salud pública.

publicidad

Funcionarios del Departamento de Servicios de Salud de Texas (DSHS) dijeron que las condiciones en los centros de detención de inmigrantes en el sur de Texas representan un alto riesgo de brotes de enfermedades infecciosas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad