publicidad
Juan Carlos López en una imagen promocional de su programa

Un presentador hispano para el debate demócrata

Un presentador hispano para el debate demócrata

Un colombiano entre los periodistas de CNN en el debate

Juan Carlos López en una imagen promocional de su programa
Juan Carlos López en una imagen promocional de su programa

Este martes, durante el primer debate presidencial demócrata del año, habrá un hispano que se ocupará de hacer preguntas a los cinco candidatos: Juan Carlos López, periodista colombiano con más de dos décadas de experiencia en CNN.


López acompañará al líder de ceremonias, el popular presentador Anderson Cooper, y se sentará junto con Dana Bash, periodista que cubre el Congreso para CNN. Tendrán cerca de dos horas para conseguir que los aspirantes demócratas respondan, se posicionen e interactúen entre ellos.


Cooper modera; Bash y López serán los llamados preguntadores, es decir, panelistas que dirigirán preguntas concretas a los aspirantes demócratas durante el debate.

publicidad

No será la primera vez que López, por ejemplo, haga preguntas a Hillary Clinton. Lo hizo cuando ella era secretaria de Estado y él ya era uno de los presentadores destacados de CNN en Español. López es la cara visible de los programas en español  Directo USA y Choque de Opiniones.

Nacido en Bogotá, se licenció en Periodismo en la Universidad Javeriana de la capital colombiana y también estudió en la Fundación Nuev/o Periodismo Iberoamericano, en Cartagena, y en el Instituto Poynter, en Florida, según detalla su ficha profesional.

Trabajó en Bogotá, como presentador y reportero de la Cadena 1, y en Miami, como reportero en la emisora local de Univision, el Canal 23. En CNN, destaca su cobertura de asuntos latinoamericanos y de política estadounidense.

Dana Bash repite como preguntadora tras el debate republicano del pasado septiembre; no así Juan Carlos López. La periodista política estuvo acompañada entonces por Hugh Hewitt, un locutor de radio conservador, un cambio que no agradó a grupos progresistas.

Los críticos preguntan por qué los republicanos tuvieron un panelista declaradamente conservador y, en cambio, los demócratas deberán responder a tres periodistas de CNN, todos declarados independientes. Pidieron que hubiera un comunidador de izquierdas.

Otro cambio es la duración: según explica la cadena, el debate demócrata durará dos horas, en vez de las tres que duró el debate republicano de septiembre, y el escenario será más parecido al de un estudio de televisión. López ya tuiteaba este lunes los preparativos,

El reto de López, Cooper y Bash es acercarse los buenos resultados de audiencia de entonces: 23 millones de espectadores y un récord histórico para la cadena de noticias. Para esta vez esperan menos espectadores.

“La audiencia de los dos primeros debates republicanos fue algo anómalo e inusual en los ciclos electorales”, dijo el jefe de la delegación de CNN en Washington, Sam Feist, a Politico. “No voy a predecir la audiencia, pero esperamos que sea significativamente menor”.

Para que no se desplome la audiencia, CNN le encargó a la cantante Sheryl Crown que cante el himno estadounidense. A López, seguramente, le tocará preguntar de inmigración y asuntos hispanos.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad