publicidad
Sander, Clinton y O'Malley, precandidatos demócratas

Precandidatos democrátas critican el debate republicano en redes sociales

Precandidatos democrátas critican el debate republicano en redes sociales

Hillary Clinton, Bernie Sanders y Martin O'Malley aprovecharon para constrastar sus posiciones en seguridad nacional, inmigración y derechos

Sander, Clinton y O'Malley, precandidatos demócratas
Sander, Clinton y O'Malley, precandidatos demócratas

Los aspirantes demócratas a la Casa Blanca Hillary Clinton y Bernie Sanders aprovecharon el debate televisado de este martes del Partido Republicano para presentarse en las redes sociales como la alternativa conciliadora y de sentido común.

La lucha contra el Estado Islámico y la restricción en la admisión de inmigrantes y refugiados centraron el debate de los precandidatos republicanos, así como la discusión de los aspirantes demócratas en Twitter.

Relacionado
Marco Rubio durante uno de los debates republicanos.
Rubio, blanco de críticas en el debate por su papel en la reforma migratoria
En el debate a Rubio le tacharon de ser pro-indocumentado, pero ¿tienen razón sus rivales?


Clinton calificó de "eslóganes superficiales que no suman a la estrategia" las declaraciones de Cruz sobre su intención de llevar a cabo "bombardeos masivos" sobre Siria e Irak para acabar con el Estado Islámico (SIS, por sus siglas en inglés).


"Los bombardearemos (ISIS) hasta que desaparezcan. No sé si la arena brilla en la oscuridad pero daremos con ellos", dijo Ted Cruz en Las Vegas (Nevada), donde tuvo lugar el quinto debate republicano desde que comenzó la carrera a la Casa Blanca.

"Prometer bombardeos masivos hasta que el desierto resplandezca no te hace más fuerte. Te hace perder la cabeza", publicó Clinton, favorita entre los demócratas, en su cuenta de Twitter.

En la misma línea, Bernie Sanders, senador por Vermont, se pronunció en las redes sociales: "Repitan conmigo: Debemos combatir la islamofobia y todas las formas de discriminación en nuestro país y en el mundo", escribió en un tuit que fue replicado más de 7,000 veces en menos de una hora y que más de 14,000 personas indicaron "me gusta".


" No destruiremos al ISIS debilitando nuestras libertades civiles y religiosas", añadió Sanders, en referencia a las intenciones de los republicanos de aumentar el control de información personal de los ciudadanos estadounidenses.

Clinton y Sanders se mantuvieron activos en las redes sociales durante todo el debate y defendieron posiciones similares, pero Sanders fue quien, con un tono más irónico en sus publicaciones, obtuvo mayor repercusión e impacto entre sus seguidores.

Clinton insistió en el valor añadido de su candidatura por tener experiencia en la administración como exsecretaria de Estado, lo que, según ella, la convierte en la candidata mejor preparada, capaz de encontrar el equilibrio entre combatir el terrorismo y respetar las libertades.

Por su parte, Sanders trató de dirigir la atención hacia otros temas, ignorados en el debate republicano.

"Esperando, esperando, esperando. Cuándo oiremos algo sobre la desigualdad de los salarios, el cambio climático o la justicia racial?", se preguntó.

El tercer precandidato demócrata, Martin O'Malley, exgobernador de Maryland, se limitó a lanzar un solo mensaje en Twitter para pedir el voto: "No te gusta lo que estás escuchando durante el debate republicano? Únete a nuestra campaña ahora".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad