publicidad

¿Por quién vota la nieve en las primarias de New Hampshire?

¿Por quién vota la nieve en las primarias de New Hampshire?

La región está acostumbrada a las tormentas invernales, pero cuando una de ellas cae en jornada electoral algunos temen el efecto que pueda tener

Carlos Chirinos (@carl_chirinos) desde Manchester, New Hampshire

En New Hampshire estamos atentos a dos pronósticos: el de las encuestas entre los aspirantes a la nominación presidencial de los partidos Demócrata y Republicano, y el del tiempo, que promete intensas nevadas precisamente durante las horas de la votación.

Justo la víspera de las que orgullosamente se describen como “las primeras primarias” de la nación -recordemos que Iowa fue un caucus, un proceso diferente- una tormenta invernal se cierne sobre la región y amenaza complicar una jornada en la que la movilización ciudadana es clave.

Lea también: Claves de las primarias de New Hampshire

Los medios se deshacen ahora en cábalas sobre cómo impactará la nevada la participación popular y buscan responder la pregunta de quién será el más afectado si los electores deciden quedarse en casa.

Los locales no parecen darle gran importancia al temporal. Hablo con varios de ellos y la respuesta es la misma: “para nosotros esto no es gran cosa”, dicen con una mirada de tierna comprensión hacie este reportero venido del sur “tropical”.

Seguidores de John Kasich oyen su mensaje bajo la nevada en N. Hampshire
Seguidores de John Kasich oyen su mensaje bajo la nevada en N. Hampshire

Lo cierto es que la nevada no enfrió los ánimos de los candidatos que siguieron con el plan de hacer decenas de presentaciones durante el día previo a la votación.

Solo un evento tipo cabildo abierto de la republicana Carly Fiorina en el pueblo de Concorde tuvo que cambiar de localidad.

A quién daña la nieve

La semana pasada en Iowatambién hubo un temporal de nieve la noche de la votación, pero sucedió después del cierre del caucus, por lo que no llegó a tiempo como para impactar el proceso.

Cuando se habla de a quién afecta que la gente no vaya a votar en las primarias, la respuesta suele ser Donald Trump, entre los republicanos, y Bernie Sanders, entre los demócratas.

Los analistas coinciden en que la fortaleza de sus opciones al extremo de sus partidos se nutre en mucho de nuevos votantes y de gente que suele no participar en el proceso de primarias. Ambos han logrado activar entusiasmos entre sectores que se siente poco representados.

publicidad

Eso habla mal del compromiso cívico de los simpatizantes de ambos, que serían los menos dispuestos a enfrentar el mal tiempo para apoyar sus ideas. ¿Cómo puede saberse que eso sea así?

Aunque así fuera, como ambos candidatos lucen con bastante ventaja en las encuestas, unos votos menos no deberían poner en peligro sus opciones de triunfo la noche del martes.

La palabra clave es debería porque lo cierto es que la tradición indica que el resultado en New Hampshire, como el clima, no siempre se puede predecir.

Más de nuestra cobertura de las primarias en New Hampshire:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
Se trata de TRAPPIST-1 un conglomerado donde hay siete planetas rocosos con masas similares o inferiores a la Tierra y que giran alrededor de una estrella, una especie de versión en miniatura de nuestro sistema solar. De sus siete planetas hay tres que tienen las condiciones perfectas para albergar océanos de agua líquida en caso de que tengan atmósfera.
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
publicidad