publicidad
Estudiantes pro-Bernie Sanders en la Universidad de Colorado en Boulder

Por qué Hillary Clinton no se rinde en las universidades

Por qué Hillary Clinton no se rinde en las universidades

La precandidata pierde entre los jóvenes frente a Bernie Sanders, pero una eventual nominación suya debe contar con ese electorado

Estudiantes pro-Bernie Sanders en la Universidad de Colorado en Boulder
Estudiantes pro-Bernie Sanders en la Universidad de Colorado en Boulder

Por Fernando Peinado @FernandoPeinado desde Boulder, Colorado

En la Universidad de Colorado en Boulder, los estudiantes que apoyan a Bernie Sanders se hacen fotos con un recortable de tamaño humano del senador y luego las comparten en redes sociales. Pocos en este campus echan de menos una réplica de Hillary Clinton.

Una de las que sí lo hace es la estudiante de económicas Katiana Hutchinson, que se lamenta de que hoy en día "no es 'cool' apoyar a la candidata".

“Hay gente que te mira como si fueras una traidora porque no estás con Bernie Sanders”, le dice a Univision Noticias esta joven de 21 años que votará por Clinton en el caucus de Colorado del Súper Martes.

"Hablas con estudiantes que te preguntan '¿cómo no puedes apoyar a Bernie? Quiere darnos educación gratuita'", dice poniendo los ojos en blanco.

Katiana Hutchinson votará por Clinton en el caucus de Colorado
Katiana Hutchinson votará por Clinton en el caucus de Colorado

Ni Hutchinson ni su candidata favorita pretenden ceder terreno. En los campus universitarios, Clinton se juega algo más que las primarias.

Si consigue la nominación, Clinton necesitará movilizar a los jóvenes para llegar a la Casa Blanca porque podrían ser decisivos en noviembre.

Jóvenes motivados

La participación de los jóvenes de entre 18 y 29 años en esta campaña está batiendo récords, según un estudio del centro Circle de la Universidad de Tufts.

En gran parte esa movilización es mérito de Bernie Sanders. El senador por Vermont ha ganado por más de 80% el voto joven en Iowa, New Hampshire y Nevada. Este sábado en su derrota aplastante en Carolina del Sur volvió a ser el preferido de los jóvenes pero por un margen menor (54-46%).

publicidad

La reñida campaña republicana también ha contribuido a que los jóvenes de ese partido hayan batido récords de participación en los cuatro estados en que se ha votado.

La alta motivación de los estudiantes se produce justo antes de la primera elección en que los millenials igualarán a los baby boomers en proporción del electorado. Ese interés por la campaña ha sorprendido ya que los jóvenes suelen mostrar menor interés por la política que otros grupos de edad.

Clinton ha sido franca sobre su falta de popularidad entre los jóvenes. En varias ocasiones ha admitido que tiene "trabajo por hacer".

"Incluso si no me están apoyando ahora, yo los apoyo", ha dicho.

Clinton posa para una foto con jóvenes simpatizantes en Las Vegas
Clinton posa para una foto con jóvenes simpatizantes en Las Vegas


La candidata también ha hecho énfasis en los últimos días en que su plan para reducir la deuda universitaria beneficiaría a los jóvenes.


Para despegar entre los jóvenes, Clinton cuenta con mejorar sus números en estados como Colorado. La Universidad de Tufts lo considera uno de los 10 estados donde los jóvenes podrían ser decisivos en 2016.

Colorado cobra aún más importancia por ser uno de los estados péndulo que han ganado recientemente tanto republicanos como demócratas.

"Autenticidad"

En la Universidad de Colorado en Boulder, Bernie Sanders tiene un apoyo abrumador.

Voluntarios se turnan en el punto de información permanente sobre el candidato en el campus para tener presencia permanente toda la semana. Los simpatizantes de Clinton como Hutchinson son tan pocos que solo pueden hacer lo mismo un día.

El grupo que apoya a Sanders, Buffs for Bernie, tiene 825 "me gusta" en su página de Facebook; el de Clinton, 86.

Spencer Byro, director ejecutivo de Buffs for Bernie, dice que Sanders, a diferencia de Clinton, es "auténtico".

Cree que el problema de Clinton con los millenials se explica en parte porque, a diferencia de sus padres, no tienen una visión "benévola" de la candidata.

"Éramos muy pequeños durante la era de Bill Clinton", dice Byro sobre el presidente que gobernó entre 1993 y 2001 con altos índices de popularidad.

"Amo a Bernie", responde la estudiante Cady Diener a la pregunta de por qué apoya al candidato. "Me gusta porque es el candidato más sincero", agrega.

Diener se acaba de hacer una foto con el recortable de Sanders, que es una de las atracciones principales del Memorial Center, el edificio donde los grupos estudiantiles organizan actividades.

Mientras, Hutchinson, la simpatizante de Clinton, reconoce que hay un gran entusiasmo entre los estudiantes que votarán por Bernie pero añade que no le preocupa. "Los estudiantes que apoyan a Clinton son menos visibles, pero están más informados. Nuestro entusiasmo es más genuino".

Lea también:

Clinton y Sanders se pelean por Carolina del Sur

Encuesta Voto latino 2016: Sanders se queda con el voto de los millennials hispanos

Precandidatos demócratas van a Carolina del Sur

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad