publicidad
Preparativos del debate demócrata en Iowa

París pone el foco sobre Hillary Clinton en el debate demócrata de Iowa

París pone el foco sobre Hillary Clinton en el debate demócrata de Iowa

Los candidatos iban a hablar de economía, pero los ataques en Francia metieron el tema de la seguridad

Preparativos del debate demócrata en Iowa
Preparativos del debate demócrata en Iowa

El segundo debate demócrata que se realizará este sábado en Des Moines, Iowa, tendrá un tono sombrío por causa de los atentados escenificados la víspera en París que dejan hasta ahora 129 muertos y de los que se responsabilizó el autodenominado Estados Islámico (EI o SIS como también se le conoce)

Se trata de un asunto de alcance mundial que involucra a Washington y eventualmente a quienes quieran ocupar el cargo de presidente y comandante en jefe.

Pero sobre todo toca a la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, la favorita en las encuestas, cuyos últimos años en el cargo coincidieron con el ascenso del grupo extremista en medio del caos de la llamada Primavera Árabe.

Aunque en principio CBS News, que organiza el encuentro entre Clinton, el senador Bernie Sanders y el exgobernador de Maryland, Martin O´Malley habían establecido que el tema sería la economía, la mañana del sábado anunciaron que plantearán a los candidatos preguntas sobre cómo manejarán el fenómeno extremista a raíz de los sucesos de París.    

Experiencia problemática

Aunque Clinton pueda mostrar más experiencia que sus contrincantes en manejo de política exterior, es cierto que muchos lo ven como su flanco débil y cuestionan precisamente la manera como la Casa Blanca optó por una estrategia de bajo perfil en el conflicto en Siria a la que culpan de la expansión de EI.

publicidad

Washington se ha ufanado de su estilo de “liderar desde atrás” con el que motiva a sus aliados a intervenir más activamente en crisis regionales que le son más cercanas y esperar menos de la diplomacia y los militares estadounidenses.

La misma exsecretaria de Estado, quien estuvo en el cargo hasta 2013, ha dicho que no estuvo de acuerdo totalmente con decisiones adoptadas por el presidente Barack Obama sobre cómo lidiar con la gestación de la guerra civil siria, como por ejemplo no establecer “corredores humanitarios” para socorrer a la población civil.

Relacionado
Imágenes de los ataques de París.
ISIS reivindica los atentados de París y amenaza a Francia con más ataques
El grupo anunció que Francia seguirá siendo un objetivo por su política antiterrorista


Desde el partido Republicano, los mensajes de solidaridad con París han sido seguidos por duros cuestionamientos a la política exterior de Obama, quien en algún momento justificó no apoyar a los que combatían al presidente Bashir al Asad por considerar que eran combatientes de “ligas menores”.

Lo cierto es que la confusión sobre el quién es quién en el conflicto sirio fue fundamental para la prudencia con la que la Casa Blanca ha justificado su actuación.

Ya Clinton se ha visto bajo fuego por parte de los republicanos que cuestionan su manejo del ataque en Bengasi de 2012, donde el embajador estadounidense en Libia Christopher Stevens y otros tres ciudadanos estadounidenses.

Al igual que con aquella crisis libia, los republicanos critican que Washington no asumiera el control de la situación con una política militar más agresiva.

publicidad

Una ventaja relativa

Pero el tema no le ofrece ventajas evidentes a O´Malley o Sanders, empezando porque tienen menos experiencia en el tema

Además, es difícil que se sumen  a la línea republicana de atacar la política exterior de Obama y por extensión la que en su momento puso en práctica la secretaria Clinton.

Es en los asuntos nacionales donde los competidores de la exprimera dama tienen mayores opciones de debilitar la ventaja que les lleva en las encuestas.

Por ejemplo, O´Malley en las últimas semanas ha tratado de diferenciarse de Clinton como la “mejor opción” para la reforma migratoria, mientras que Sanders sigue denunciando los vínculos de los demás con los grandes capitales e intereses económicos.

Será interesante calibrar el efecto local que pueda tener la discusión del punto, porque el 1 de febrero en Iowa arrancarán las primarias del partido para elegir al nominado a la presidencia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad