publicidad
.

Lawrence Lessig, el profesor de Harvard que quiere ser un presidente fug...

Lawrence Lessig, candidato demócrata

Lawrence Lessig, el profesor de Harvard que quiere ser un presidente fugaz

Lawrence Lessig, el profesor de Harvard que quiere ser un presidente fugaz

Lessig, el sexto aspirante a la nominación demócrata, quiere gobernar el tiempo justo para aprobar una ley que salvará la democracia estadounidense.

Lawrence Lessig, candidato demócrata
Lawrence Lessig, candidato demócrata

Por Fernando Peinado @FernandoPeinado

El profesor de Harvard Lawrence Lessig quiere convertirse en un presidente breve. Cuanto más breve mejor.

Lessig, que el domingo se convirtió en el sexto aspirante a la nominación demócrata, quiere gobernar el tiempo justo para que el Congreso apruebe una ley que, según él, salvará la democracia estadounidense, la Ley de Igualdad Ciudadana 2017.

Su proyecto de ley reformaría la ley electoral y las normas de financiación de las campañas electorales para devolver a los ciudadanos la influencia que, según el candidato, han perdido frente a las grandes corporaciones y multimillonarios.

Una vez aprobada la ley, Lessig dimitiría para entregarle el poder a su vicepresidente, que sería elegido entre una lista  propuesta a sus simpatizantes en su página web y en la que se encuentran, entre otros, la senadora Elizabeth Warren, el comediante Jon Stewart, y la exsecretaria de Estado Hillary Clinton.

publicidad

"La buena noticia es que EEUU tendrá dos grandes presidentes por el precio de uno", promete en su web.

La candidatura de Lessig, que anunció en un tuit el domingo, no ha recibido gran atención mediática. El miércoles, Lessig hará un anuncio formal en Claremont, Nueva Hampshire, frente a sus simpatizantes.

Pero en el fondo, Lessig, poco conocido fuera de círculos académicos y activistas, está compitiendo para aprovechar el altavoz que proporciona la campaña electoral, como él mismo ha admitido.

"Creo que estoy compitiendo para que la gente reconozca el elefante en la habitación", dijo el domingo en una entrevista con la cadena de televisión ABC.

En su opinión,  la democracia estadounidense se ha visto devaluada por el creciente poder de las corporaciones y multimillonarios. Desde 2010, estos pueden donar dinero de manera ilimitada en las elecciones, en virtud de la sentencia Citizens United de la Corte Suprema. Aquella decisión judicial alumbró la era de las SuperPACs y puso en pie de guerra a activistas, que consideran que este tipo de plataformas de donantes ha corrompido la política estadounidense.

Lea también: Cómo los millonarios hermanos Koch quieren enamorar a los hispanos

Nacido en Rapid City, Dakota del Sur, el 3 de junio de 1961, Lessig se hizo conocido en la década pasada como una de las voces más visibles por la reforma de los derechos de propiedad intelectual. En 2002 cofundó Creative Commons, que dio más libertad a los artistas para compartir sus obras.

publicidad

Recientemente ha volcado su activismo en la lucha contra la influencia del dinero en la política.

En la campaña para las elecciones de medio término de 2014, creó una SuperPAC, Mayday PAC, para apoyar a candidatos al Congreso que proponían reforma del sistema de financiación electoral. En sus palabras, era la "SuperPAC para acabar con todas las SuperPACs". Su éxito fue relativo. Consiguió recaudar hasta $10 millones, pero solo dos de los ocho candidatos a los que financió vencieron en sus distritos.

La competición demócrata en la que entra Lessig está dominada por Hillary Clinton, pero en las últimas semanas su abrumadora ventaja inicial se ha visto erosionada por el ascenso de Bernie Sanders, que con sus popuestas de izquierdas ha congregado masas en núcleos obreros del país.

De hecho, Sanders y Clinton también han hecho campaña contra la influencia de los megamillonarios en política. Clinton presentó este martes un plan para reformar un sistema "secuestrado por multimillonarios e intereses especiales". Clinton, que a diferencia de Sanders, sí cuenta con el respaldo de una SuperPAC, promete más trasparencia en el sistema de donaciones.

También el republicano Donald Trump se ha promovido como un candidato que no dependerá de los intereses de otros poderosos, precisamente porque él es "muy rico" y puede costearse la campaña él mismo, según él.

publicidad

Los estadounidenses, con independencia de su inclinación política, están de acuerdo en que el dinero tiene una influencia excesiva en política, según un sondeo del pasado junio de New York Times/CBS.

El 46% de los encuestados dijo que era necesaria una reforma por completo del sistema de financiación electoral.

En opinión de Dave Levinthal, reportero senior del Center for Public Integrity, Lessig se verá beneficiado por el fervor de una minoría de activistas por este tema, pero la gran pregunta es si conseguirá ampliar su base de apoyo más allá de ese grupo.

"Para ser un candidato con posibilidades Lessig necesitará extender esa pasión a millones de personas" , dice Levinthal.

Para preguntas, ideas y críticas, fpeinado@univision.net 
Siga la información política de Univision en  Destino 2016 , Twitter:  @UniPolitica  y Facebook:  Univision Política
For more information in English please visit & subscribe: www.univisiondaily.com


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad