publicidad

Fiorina y Bush le disputan el protagonismo a Trump en segundo debate republicano

Fiorina y Bush le disputan el protagonismo a Trump en segundo debate republicano

Aunque Donald Trump volvió a acaparar la mayor parte del tiempo en pantalla, en el segundo debate republicano el protagonismo fue más repartido.

Por Fernando Peinado  @FernandoPeinado

El segundo de los debates republicanos de campaña volvió a ofrecer este miércoles choques que fueron de lo personal a las diferencias políticas. Pero aunque Donald Trump volvió a acaparar la mayor parte de las casi tres horas de emisión, en esta ocasión el protagonismo fue más repartido.

La única candidata mujer, Carly Fiorina, que ni siquiera estuvo entre los primeros clasificados en el primer debate, aprovechó su inclusión para ganar renombre y el exgobernador Jeb Bush, que cayó en las encuestas tras aquel choque inicial, adoptó un tono más enérgico.

Para poder hablar de ganadores y perdedores habrá que esperar a las encuestas, pero  si internet sirve como guía, la exdirectora ejecutiva de Hewlett Packard y el exgobernador de Florida salieron reforzados.

Estos dos fueron capaces de disputarle la atención a Trump. El multimillonario fue el primero en búsquedas de Google, seguido de Fiorina y de Bush. 

Lea: Así se lo contamos

Al igual que en el primer debate, Ben Carson optó por la cautela, y pasó casi desapercibido. El neurocirujano retirado, segundo en las encuestas, apenas intervino. Usó esa estrategia en el primer debate, y justo después comenzó a subir en los sondeos.

En Facebook, Carson fue tercero en número de menciones, por detrás de Trump, primero, y Fiorina, segunda, según datos enviados por la red social a Univision Noticias. Bush fue cuarto.

publicidad

Bush y Trump chocaron en varias ocasiones, entre ellas por el uso del español por Bush en campaña. En una de esos enfrentamientos, el exgobernador de Florida presumió de no haber aceptado nunca dinero del magnate inmobiliario, ahora su más fuerte contendor.

Lea: "Este es un país donde se habla inglés, no español"

"No voy a ser comprado por nadie", dijo Bush al recordar que su más férreo competidor le habría ofrecido cambiar sus políticas de empleo por la construcción de un casino en Florida. "Eso es falso", replicó Trump.

Desde el primer debate de agosto hasta ahora, Bush, el republicano más popular entre los hispanos, ha perdido siete puntos porcentuales de apoyo entre los votantes republicanos, según las encuestas.

La discusión entre ambos aspirantes se generó luego de que el moderador de CNN Jake Tapper recordó que Trump calificó al gobernador como un "muñeco de sus donantes".

El intercambio fue a veces tan apasionado que cuando Bush interrumpió a Trump en una ocasión, éste bromeó:  "Te veo con más energía esta noche, me gusta eso". Su ironía se refiere a una pulla continua del magnate contra el exgobernador de Florida, de quien dice que carece del temperamento para liderar el país.

Lea: La inmigración divide a los candidatos republicanos

publicidad

Trump y Fiorina también intercambiaron golpes a cuenta de la experiencia de ambos como empresarios.

Trump dijo que Hewlett Packard aún se resiente de los años en que Fiorina fue directora ejecutiva (dimitió en 2005) refiriéndose a los titulares de esta semana: HP anunció que planea despedir a 30,000 empleados.

Fiorina por su parte se defendió atacando la gestión de Trump al frente de los casinos de Atlantic City.

"Usted acumuló montañas de deudas y pérdidas, usando el dinero de otras personas, y se vio obligado a declararse en bancarrota", dijo Fiorina.

Los panelistas de CNN buscaron confrontar a los candidatos, haciendo referencia a ataques personales hechos durante la campaña. Como era de esperar, no dejaron pasar la ocasión de interpelar a Fiorina sobre las burlas de Trump hace unos días sobre su cara.

"Las mujeres escucharon muy claramente lo que Trump dijo sobre mi cara", dijo Fiorina.

Trump quien suele tirar la piedra y esconder la mano, respondió: "Creo que tiene una cara muy bonita".

Lea también: ¿Qué apodo usarían los aspirantes en el Servicio Secreto?

El líder de las encuestas se pasó buena parte del debate defendiéndose de ataques de sus rivales, pero él mismo fue el primero en buscar sangre.

Lea también: Cuatro encontronazos de Trump y un inesperado choque de manos

Interrogado sobre su propio carácter, Trump reaccionó con un inesperado dardo contra Rand Paul, el senador de Kentucky. "En primer lugar, Rand Paul ni siquiera debería estar en este escenario", dijo en referencia al bajo lugar de Paul en las encuestas.

publicidad

Paul respondió llamando a Trump inmaduro. "Su respuesta visceral al atacar a la gente por sus apariencias -bajo, alto, gordo, feo- dios mío, eso pasaba en junior high".

Tras este debate, en que muchos sudaron a chorros, los candidatos tendrán un largo respiro. El próximo debate republicano es el 28 de octubre. 

Lea también: El debate del sudor 

Para preguntas, ideas y críticas, fpeinado@univision.net 

Siga la información política de Univision en Destino 2016, Twitter: @UniPolitica y Facebook: Univision Política

For more information in English please visit & subscribe: www.univisiondaily.com


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad