publicidad
Danny Díaz, jefe de campaña de Jeb Bush

Danny Díaz, de fontanero hijo de españoles a mano derecha de Jeb Bush

Danny Díaz, de fontanero hijo de españoles a mano derecha de Jeb Bush

El director de campaña de Jeb Bush cree que ningún otro candidato puede competir contra Hillary Clinton por el voto latino.

Danny Díaz, jefe de campaña de Jeb Bush
Danny Díaz, jefe de campaña de Jeb Bush


Por Fernando Peinado @FernandoPeinado

Danny Díaz es uno de los pocos hispanos republicanos que ha llegado a los puestos más altos. Cuando Jeb Bush lo escogió en junio para dirigir su campaña quedó clara la apuesta del candidato por ganar el voto hispano.

Díaz, de 39 años, era un conocido estratega republicano con experiencia en puestos menores en las campañas presidenciales de los republicanos Romney (2012), John McCain (2008) y George H.W. Bush (2004).

Su nombramiento, pocos días antes de que Bush anunciara en Miami su candidatura, fue inesperado ya que el círculo cercano al exgobernador de Florida había sugerido que el elegido iba a ser David Kochel, un exasesor del republicano Mitt Romney en la campaña de 2012.

Al propio Díaz también le sorprendió la noticia. “Es una gran oportunidad y doy gracias por ello cada día. (Bush) tiene la fortuna de estar rodeado de gente inteligente, exitosa y cualificada que podían hacer este trabajo y por eso me honra que me lo ofreciera”, dice Díaz en entrevista telefónica con Univision Noticias desde el cuartel general de la campaña, en Miami.

Al tiempo de conceder la entrevista, este miércoles por la mañana, el candidato se encontraba haciendo campaña en Nueva Hampshire, un estado clave por ser el segundo llamado al voto en el proceso de selección de candidatos, a principios de febrero. El exgobernador trata de recuperar posiciones en las encuestas, en las que ha caído poco a poco desde julio, por el ascenso primero del multimillonario Donald Trump, y más recientemente de otros candidatos sin experiencia política, el neurocirujano retirado Ben Carson y la exdirectora ejecutiva de Hewlett Packard Carly Fiorina.

publicidad

Díaz no tiene dudas de que Bush les superará.  "Es aún muy pronto", dice y agrega que conforme pasen los meses y llegue el invierno, la gente se centrará cada vez más en elegir a la persona más cualificada para el puesto de presidente. Subraya que ningún otro candidato republicano puede hacerle frente a la demócrata Hillary Clinton en la competición por los votantes latinos. En efecto, las encuestas demuestran que Bush, bilingüe y casado con una mexicana desde hace 41 años, es el republicano más popular entre los hispanos, por encima del hispano Marco Rubio.

“Si lo haces bien entre los votantes hispanos, entre otros grupos, eso te permite ganar Florida, Virginia, Colorado, puedes competir en estados como Nevada y Nuevo México y puedes ser el próximo presidente de Estados Unidos”, afirma.


Díaz acompaña a Bush en ocasiones, pero la mayor parte del tiempo lo pasa en Miami y se comunica por teléfono con su jefe. A Díaz lo rodea un equipo en que abundan los hispanos, como Jose Mallea, director de agenda hispana, la portavoz Emily Benavides, o Quentin Cantu, director de investigación.

Pasa su tiempo lejos de su esposa y cuatro hijos, a los que visita los fines de semana en Vienna, Virginia.

Por su incansable capacidad de trabajo, Bush le ha apodado "la trituradora". Díaz dice que cada día se levanta temprano y se acuesta muy tarde, pero con modestia le otorga crédito a su equipo. "Tengo la suerte de estar rodeado de gente inteligente que está al tanto de todo lo que está pasando y que me ponen al día", y agrega que su jornada es larga, pero no tanto como la del candidato. "Él es el que ha marcado el ritmo para todo el equipo de campaña, es inagotable, el candidato más trabajador de todos".

El precandidato presidencial, Jeb Bush, tomándose una 'selfie' con estud...
El precandidato presidencial, Jeb Bush, tomándose una 'selfie' con estudiantes de La Progresiva Presbyterial School, en la Pequeña Habana.

Hijo de una costurera y un sastre que abandonaron la España del dictador Francisco Franco en busca de oportunidades económicas, Díaz nació y se crió en Washingon DC. Pudo pagarse sus estudios en la George Mason University gracias en parte a lo que ganaba trabajando como fontanero. Tras graduarse comenzó a trabajar en relaciones públicas, primero en el sector privado y luego en campañas republicanas.

Aún viaja con frecuencia a Galicia, donde sigue viviendo parte de su familia, y en su casa de Virginia se habla en ocasiones en español, cuando reciben visitas de España.

No ve ningún inconveniente en que el candidato use el español frecuentemente en sus eventos de campaña y en entrevistas. Aunque algunos analistas creen que eso podría alejarlo de los votantes blancos no hispanos, a quienes necesita para ganar las primarias, él responde que el candidato seguirá usándolo porque para él es algo natural: "Tienes que ser tú mismo en todo lo que haces y eso es lo que Jeb Bush hace cada día".

publicidad

Para preguntas, ideas y críticas, fpeinado@univision.net


Siga la información política de Univision en Destino 2016, Twitter: @UniPolitica y Facebook: Univision Política
For more information in English please visit & subscribe: www.univisiondaily.com


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad