publicidad
Trump y Bush en el segundo debate republicano

Cuatro encontronazos del debate republicano... y un choque de manos inesperado

Cuatro encontronazos del debate republicano... y un choque de manos inesperado

Durante tres horas de debate republicano, los candidatos plantearon sus puntos para ganar ventaja entre los votantes, y también saldaron cuentas con Trump.

Trump y Bush en el segundo debate republicano
Trump y Bush en el segundo debate republicano

Por Patricia Clarembaux @clarembaux

Durante unas tres horas del segundo debate republicano, los candidatos vendieron a los votantes sus ideas sobre inmigración, el dinero de sus donantes, los acuerdos y desacuerdos en materia de política exterior, cuánto debe pagarse en impuestos, sus desempeños.

Pero en la carrera por recuperar su posición en las encuestas, todos terminaron debatiendo las diferencias acumuladas con un personaje común: Donald Trump.

1. Bush Vs. Trump

El primer enfrentamiento de la noche se dio cuando Jeb Bush presumió de no haber aceptado el dinero del magnate inmobiliario para construir un casino en Florida. "No voy a ser comprado por nadie", dijo el gobernador al tiempo que Trump negó las acusaciones: "Eso es falso". 
publicidad

En materia migratoria también chocaron. Bush aseguró que el nuevo presidente debía elegir el camino en esta materia entre "el modo de abordar las cosas de Reagan o el de Donald Trump", que ha insistido en levantar un muro en la frontera estadounidense para impedir la inmigración.

Entonces el empresario contraatacó: "Bush dijo que la inmigración es un acto de amor, con todos los problemas que tenemos en el país. Es débil en inmigración. No obtiene mi voto".

2. Fiorina Vs. Trump

Carly Fiorina aprovechó su entrada en este segundo debate para resolver algunos asuntos pendientes con Trump.

El primero: el de su cara.

"Todas las mujeres de este país escuchamos claramente lo que dijo Trump", aseguró Fiorina recibiendo los aplausos del público. La candidata se refería a la opinión dada por su contrincate en días anteriores, cuando aseguró que la gente no votaría por ella al mirar su cara.

El magnate se retractó, a su manera: "Pienso que tiene una cara hermosa y creo que es una mujer hermosa".

El segundo asunto: los cuestionamiento de Trump sobre su carrera como empresaria.

La exjefa de Hewllett-Packard aseguró que los políticos de Washington han acumulado grandes deudas, tal como Trump lo ha hecho en los casinos de Atlantic City: "Ha acumulado montañas de deudas y pérdidas usando el dinero de la gente", dijo. "¿Cómo podemos confiar en que usted maneje las finanzas de este país?", le preguntó.

3. Rubio Vs. Trump

Demostrando su conocimiento en política exterior, Rubio enumeró a los enemigos de Estados Unidos y cuestionó la capacidad de Trump para asumir el cargo de comandante en jefe y "mantener esta nación a salvo".

Entre el senador por Florida Marco Rubio y el magnate las cosas no estuvieron tan complicadas.

"Voy a conocer más los problemas de este mundo cuando me siente (en la silla presidencial). Si ves lo que ocurre en el mundo en este momento por gente que supuestamente conoce esos problemas, te darás cuenta de que es un desastre", dijo Trump.

4. Paul Vs. Trump

A los cuestionamientos sobre el peligro de que Trump manejara las claves nucleares dado su carácter impredecible, el empresario respondió con ataques para el senador por Kentucky Rand Paul. "No debió estar en el debate (...) Es el décimoprimero y tiene 1% en las encuestas" dijo.

Al ser invocado, Paul replicó: "¿Queremos que alguien con ese carácter, con ese descuido en el lenguaje negocie con (Vladimir) Putin? ¿Queremos que alguien así negocie con Irán? (...) ¿Podríamos estar tranquilos al tener a alguien así a cargo del arsenal nuclear?".

5. Choca cinco

Trump daba por hecho que era el único en el escenario que se había declarado en contra de la invasión a Irak en 2003. Entonces, Carson lo rebatió diciendo que había aconsejado al expresidente George W. Bush que no lo hiciera.

Con una palmada y risas, Ben Carson y Donald Trump sellaron el primer momento de complicidad -y quizás el único- entre contendores en el debate.

Lea también: Inmigración divide a los republicanos que buscan la presidencia


publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad