publicidad
La opción de Trump parece tener cada vez más piso electoral

Consolidación de la candidatura de Trump aumenta la preocupación en filas republicanas

Consolidación de la candidatura de Trump aumenta la preocupación en filas republicanas

Mientras los demócratas se frontan las manos, en la acera contraria crece la inquietud por la posibilidad real de que el magnate sea el candidato.

La opción de Trump parece tener cada vez más piso electoral
La opción de Trump parece tener cada vez más piso electoral

No espere que los demócratas se hagan cargo de Donald Trump. Si el confundido establishment republicano quiere sacarse de encima al magnate que encabeza la intención de voto en las primarias presidenciales partidarias, tendrá que hacerlo él mismo.

Visiblemente satisfechos de que Trump sea visto como la encarnación moderna del militante republicano, los demócratas no están abriendo la boca. Algunos republicanos, en tanto, lucen cada vez más preocupados ante el hecho de que Trump haya durado tanto al frente de las encuestas y promueven una campaña para bajarlo del pedestal con el fin de que el partido no sea identificado con él en las elecciones presidenciales del año que viene.

publicidad

"Llega un momento en que las cosas que dice dejan de ser 'las locuras de Donald Trump' y pasan a ser el mensaje de los republicanos en general, así piensan. Y eso es peligroso", expresó Katie Packer, quien fue subdirectora de la campaña presidencial de Mitt Romney en el 2012.

Packer asegura que hay "algunos rumores" de que se prepara una campaña organizada para atacar a Trump y dice que se equivocan quienes piensan que Trump se caerá solo. "La gente tiene que tener presenta que nadie que esté arriba (en las encuestas) se cae por sí solo".

"Tiene que pasar algo que promueva esa caída", agregó.

Trump es exactamente el tipo de candidato que los republicanos querían evitar tras la desastrosa elección del 2012, en que las minorías le dieron masivamente la espalda al candidato republicano, sobre todo los hispanos.

El Comité Nacional Republicano llegó a la conclusión de que el partido tiene que adoptar un tono más moderado, que dé cabida a los inmigrantes. Pero la candidatura de Trump se basa en buena medida en el desdén que expresa hacia los extranjeros que están en el país ilegalmente, a quienes describe a menudo como delincuentes peligrosos que deben ser deportados en masa.

Lea: Mayoría de republicanos considera posible una candidatura presidencial de Donald Trump

Los demócratas, mientras tanto, disfrutan del espectáculo desde afuera.

publicidad

Están recabando información sobre los manejos de Trump en sus negocios inmobiliarios, los casos de bancarrota y los litigios en que estuvo involucrado.

Pero no piensa difundir esa información en un futuro cercano. Quieren que Trump siga siendo el rostro de los republicanos el mayor tiempo posible.

"Cuanto más tiempo Donald Trump choque la mano con Jeb Bush y obligue a (los senadores) John McCain y Rob Portman a decir que lo apoyarían en las elección presidencial, más claras quedan las prioridades de los republicanos y lo alejados que están de los valores nacionales y de la clase media", opinó el portavoz de American Bridge Ben Ray.

En lugar de atacar directamente a Trump, el Comité Nacional Demócrata trata de asociar a los demás aspirantes republicanos con el magnate. El partido difundió una serie de videos en las que se da a entender que las posiciones de Trump son las del partido. Uno de ellos lo muestra chocando la mano con Bush.

"Trump se postula a la presidencia y sus ideas son las que predominan en el partido", dice un video titulado "Partido Retrumpicano".

Los altos dirigentes republicanos no han atacado públicamente a Trump por temor a que deje el partido y lance una candidatura independiente, por más que él haya dicho que no haría eso. Pero la inquietud de los republicanos se hizo visible en un reciente encuentro privado de donantes en el Hotel Mayflower de Washington.

publicidad

El encuestador republicano Frank Luntz, a quien Trump ha criticado personalmente, le pidió a unos 100 donantes que levantasen la mano para indicar a qué candidato preferían y uno solo la alzó cuando mencionó a Trump, según dos personas que estuvieron presentes y que no quisieron identificarse porque se había tratado de una reunión privada.

Luntz mostró seguidamente videos de Trump, incluidos algunos en los que criticaba a las mujeres e incluso apoyaba a los demócratas. Muchos de los presentes pensaron que ese es el tipo de propaganda que usarían los demócratas contra Trump, según los informantes.

"Prendió la idea de que alguien tiene que hacer algo porque de lo contrario Donald Trump va a destruir el partido", dijo uno de ellos.

Mientras el establishment republicano cruza los dedos para que Trump se caiga solo, el magnate sigue criticando a los otros aspirantes republicanos uno por uno y ha tenido encontronazos verbales muy fuertes con Jeb Bush, alguna vez considerado el favorito.

La mayoría de los aspirantes teme que si atacan directamente a Trump, puede salirles el tiro por la culata y azuzar a los sectores contrarios al establishment.

El más osado ha sido Bush. Un colaborador suyo describió hace poco a Trump como un zombie, que no tiene un proyecto serio para la presidencia y que no se da cuenta de que no tiene ningún futuro político.

publicidad

El estratega republicano Stuart Stevens comentó luego que los zombies de la televisión no mueren por su cuenta. "Ninguno se suicidó", dijo en un Tweet. "Hay que matarlos".

Lea también: Trump estará de campaña en Miami este viernes


Siga la información política de Univision en Destino 2016, Twitter: @UniPolitica y Facebook: Univision Política

For more information in English please visit & subscribe: www.univisiondaily.com


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad