publicidad

Desmienten versión de la muerte del león Jericho

Desmienten versión de la muerte del león Jericho

Las autoridades de la vida silvestre en Zimbabue desestimaron el domingo una versión sobre la supuesta muerte a tiros de un león que era compañero de Cecil.

Jericho no es hermano de Cecil el león y sigue vivo Univision

Las autoridades de la vida silvestre en Zimbabue desestimaron el domingo una versión sobre la supuesta muerte a tiros de un león que era compañero de Cecil, otro león muy conocido que fue muerto por un cazador estadounidense a principios de julio.

La página en Facebook de un grupo llamado Fuerza de Tareas Conservacionista de Zimbabue afirmó el sábado que Jericho había muerto, pero la Autoridad Nacional de Parques y Vida Silvestre difundió una fotografía del león llamado Jericho que, según dijo, fue tomada el domingo por la mañana.

Lea: Reportes contradictorios sobre Jericó, hermano del león Cecil.

Una declaración del organismo afirmó que Jericho "sigue vivo y es vigilado" por Brent Stapelkamp, quien sigue los movimientos del animal, el cual porta un collar de geolocalización satelital.

La matanza de Cecil suscitó una condena internacional. Las autoridades de Zimbabue dijeron que fue una cacería ilegal.

La declaración del organismo de Zimbabue dijo que ambos animales formaban parte de una "coalición".

Hombre que mató a Cecil sería extraditado

Asimismo, Zimbabue ha solicitado la extradición del dentista estadounidense que mató al león Cecil, que fue tentado a salir de un parque nacional. El caso causó indignación internacional y las autoridades del país africano solicitaron su extradición, pero no está claro si Walter James Palmer, de 55 años, residente en Minnesota, puede ser extraditado.

publicidad

Un miembro del gabinete en Zimbabue dijo el viernes que el gobierno solicitó "a las autoridades responsables" la extradición de Palmer para que "asuma su responsabilidad" por la muerte de Cecil. La embajada de Estados Unidos en ese país dijo el viernes que no formula declaraciones sobre casos de extradición, mientras que la embajada de Zimbabue en Washington dijo que esperaba instrucciones.

Aunque un cazador profesional y el propietario de una granja han sido arrestados por la muerte del león, Palmer no ha sido acusado. Eso podría ser clave para poner en marcha una solicitud formal de extradición, si acaso.

Todo pedido de extradición debe pasar por el Departamento de Estado norteamericano, que podría derivarlo al Departamento de Justicia, o también podría ser enviado directamente al Departamento de Justicia, indicó Jens David Ohlin, que enseña derecho internacional y penal en la Universidad Cornell en el estado de Nueva York.

A partir de allí, las autoridades federales estadounidenses tendrían que decidir si cabe dentro de las disposiciones del tratado de extradición con Zimbabue, que entró en vigencia en el 2000.

"Deben determinar si la acusación constituye un delito en Zimbabue y también un delito en Estados Unidos", precisó Ohlin.

Lo que Estados Unidos no puede hacer es determinar la culpa o inocencia de Palmer, advirtió Stephen I. Vladeck, profesor de derecho especializado en asuntos internacionales en la American University en Washington, D.C.

publicidad

Ohlin considera que el caso entra dentro del tratado y es aquí donde se complica la situación.

Acusan a otro estadounidense de caza ilegal de león

Por otro lado, las autoridades de Zimbabue denunciaron que un segundo estadounidense mató a un león con arco y flecha durante una cacería ilegal efectuada hace varios meses, en medio de la indignación internacional suscitada porque otro norteamericano dio muerte a principios de julio a un león popular llamado Cecil.

El segundo estadounidense fue identificado como Jan Casimir Seski, de Murrysville, Pennsylvania, según la Autoridad Administradora de los Parques Nacionales y la Vida Silvestre. Seski mató al león en los alrededores del Parque Nacional Hwange de Zimbabue, dijo la autoridad en un comunicado.

Lea: EEUU abre una investigación y Zimbabue busca extraditar al cazador que mató al león Cecil.

Un terrateniente en Zimbabue, llamado Headman Sibanda, fue arrestado en el caso y colabora con la policía en las investigaciones, informó la autoridad.

Seski es un oncólogo ginecológico que dirige el Centro para Medicina y Cirugía Incruentas en el Hospital General Allegheny.

El médico también es un cazador activo de presas grandes, según proveedores de safaris y sitios de cacería con arco en los que aparecen fotografías que identifican al "Doctor Jan Seski" como el hombre al lado de animales cazados como elefantes, un impala, un kudú (una especie de antílope), un niala, un hipopótamo y un avestruz.

publicidad

Esas imágenes coinciden con la fisonomía del doctor en fotografías difundidas en las páginas de él como profesional médico, en los que la información de Seski también coincide con la de Jan Seski en Murrysville.

The Associated Press llamó por teléfono a la casa de Sesky y tocó la puerta en busca de información. La vivienda está alejada de vecinos y se ubica en una zona rural arbolada en las afueras de Pittsburgh. La AP también dejó un mensaje en un servicio de contestación de su consultorio médico sin que hubiera respuesta inmediata.

El año pasado, dos leones también fueron cazados ilegalmente en el país, declaró Geoffrey Matipano, director de conservación de la autoridad para la vida silvestre. No facilitó detalles de ambos casos.

Las autoridades zimbabuenses habían dicho antes que pretenden la extradición del dentista de Minnesota, Walter James Palmer, con el argumento de que carecía de autorización para cazar al león Cecil, lo que ocurrió hace un mes.

El felino fue obligado a salir con engaños del parque Hwange. Primero lo hirieron con arco y flecha, después se le siguió la pista y lo remataron con un arma de fuego, según defensores de la fauna en Zimbabue.

Palmer dijo que confió en sus guías profesionales para garantizar que la cacería fuera legal.Dos zimbabuenses fueron arrestados y afrontan cargos en el caso en el que Palmer está implicado.

publicidad

El sábado, la autoridad de Zimbabue dijo que había suspendido la cacería de leones, leopardos y elefantes en la zona de Hwange. Las cacerías con arcos y flechas también fueron suspendidas y sólo pueden ser aprobadas por las autoridades relacionadas con la vida silvestre.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad