publicidad

Deslaves en zonas quemadas de Los Angeles

Deslaves en zonas quemadas de Los Angeles

Varias casas en la zona de La Cañada Flintridge resultaron con daños tras una tormenta fugaz que ocasionó flujos de lodo y roca.

Deslaves en zonas quemadas de Los Angeles 3995cc0eeaed42da89bcd5967dc082...

Deslaves sin advertencia

LA CA'ADA FLINTRIDGE, California – Tormentas de rápida formación descargaron lluvia en pendientes montañosas arrasadas por el incendio Station, causando flujos de lodo, rocas y pedruscos esta madrugada sobre un barrio en La Cañada Flintridge, dejando seis casa con daños “menores a moderados”, dijeron las autoridades.

No se reportaron heridos, pero los residentes de al menos seis casas evacuaron voluntariamente durante el pico de los deslaves, que ocurrieron cerca del bulevar Ocean View, según el inspector Frederic Stowers del Departamento de Bomberos del Condado de Los Ángeles.

Seis asas sostuvieron daños “menores a moderados”, según el jefe de batallón antifuegos Steve Martin.

Las mismas lluvias repentinas produjeron al menos otro deslvae en la Autopista Ángeles Crest en La Cañada Flintridge. Científicos del Servicio Geológico de Estados unidos y empleas del Servicio Foreste no pudieron ir más allá de un retén establecido por la Patrulla de Caminos de California en la calle Bay Tree. Un contratista en la escena dijo que el deslave cubrió la autopista con lodo y rocas a una profundidad de cuatro pies.

publicidad

Los deslaves tras los incendios vinieron sin advertencia, dijeron las autoridades, llevando flujos de lodo en cerradas, enterrando parcialmente automóviles y bloqueando cocheras y garajes.

“Esta fue una tormenta inesperada y tuvimos de una a dos pulgadas de lluvia en menos de 20 minutos”, le dijo Stowers a City News Service. “Esta área resultó quemada durante el incendio Station.

El Servicio Nacional de Meteorología emitió una advertencia de inundaciones en el área afectada por el incendio Station a las 11:32 p.m. del jueves, previniendo sobre fuertes lluvias en las Montañas de San Gabriel.

Sin embargo, las tormentas se formaron tan rápidamente que los pronosticadores en Oxnard no los podían ver inicialmente, y los residentes en el bulevar Ocean View en La Cañada Flintridge no se enteraron de los deslaves hasta que escucharon el flujo de lodo y rocas llegando a sus casas, dijo Stowers.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad