publicidad
Elizabeth Blackburn (der.), de la UC de San Francisco, ganó el Premio Nobel en el 2009 por su estudio de los telómeros.

Descubren cómo envejecen las células

Descubren cómo envejecen las células

Científicos del Instituto Salk de California han obrado el milagro. Su más reciente hallazgo desvelaría el camino hacia las aguas perdidas de la inmortalidad.

Elizabeth Blackburn (der.), de la UC de San Francisco, ganó el Premio No...
Elizabeth Blackburn (der.), de la UC de San Francisco, ganó el Premio Nobel en el 2009 por su estudio de los telómeros.

¿Hallan la Fuente de la Juventud?

Científicos del Instituto Salk de California han obrado el milagro. Su más reciente hallazgo desvelaría el camino hacia las aguas perdidas de la inmortalidad.

Con ayuda de la Ingeniería Genética, los investigadores lograron rejuvenecer una célula adulta, tras identificar la clave de cómo y por qué envejecen los seres humanos.

"Los daños en una proteína asociada al ADN juegan un importante rol en el deterioro de la célula", reveló Jan Karlseder, profesor de Salk y líder del estudio. La histona, como se le denomina, se une al ADN para formar la cromatina, el principal componente de los cromosomas, responsables de la división y, por ende, regeneración celular.

publicidad

El acortamiento de los telómeros, las puntas protectoras de los cromosomas, afecta la producción de histona, explica el científico. Esto, eventualmente, detiene el proceso de división celular en lo que se conoce como senescencia o envejecimiento celular.

Por años se sospechó que los telómeros son responsables del declive celular. Las investigaciones en este campo datan de la década de los '30, y no fue hasta el 2009 que un equipo ganó el Premio Nobel por determinar su función. El mecanismo, sin embargo, seguía siendo un misterio.

Los resultados de este nuevo estudio prometen revolucionar el campo de la Medicina, y "es probable que ayuden a predecir los riesgos de que un individuo desarrolle enfermedades ligadas al envejecimiento o el cáncer", acota Karlseder. Esa es la meta de la bióloga molecular Elizabeth Blackburn, de la UC de San Francisco, quien compartió el Nobel por su estudio de los telómeros.

"Bien puedo imaginar herramientas avanzadas que faciliten las prognosis", aseguró Karlseder al North County Times. Pero los tratamientos para la vejez son aún ciencia ficción por los múltiples factores que intervienen en este proceso animal.

El nuevo estudio "facilitará la comprensión del delicado balance entre las células normales y el cáncer", advierte Steven Artandi, investigador de la escuela de Medicina de la Universidad de Stanford. El cáncer se caracteriza por sus células inmortales en constante crecimiento, por lo que la perpetua regeneración celular no sería la fuente de la vida eterna.

publicidad

Por otro lado, las células que se dividen pocas veces también causan enfermedades.

Durante el estudio, los científicos devolvieron su tamaño a los telómeros y rejuvencieron células adultas. La enzima utilizada en el experimento, no obstante, podría convertirlas en cancerosas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad