publicidad

Un nuevo método para predecir

Un nuevo método para predecir

Científicos idearon una herramienta para predecir la severidad de los huracanes lo que podría ayudar a salvar vidas y reducir costos de seguros.

Vaticina la severidad ciclónica

PARIS, Francia - Científicos británicos sostienen que idearon la primera herramienta precisa para predecir la severidad de la temporada de huracanes en Estados Unidos, una innovación que podría ayudar a salvar vidas y, de paso, reducir los costos a la industria de los seguros.

La temporada de huracanes en Estados Unidos se extiende técnicamente del 1 de junio al 30 de noviembre.

Pero Mark Saunders y Adam Lea del Benfield Hazard Research Centre de Gran Bretaña estudiaron los registros climáticos de Estados Unidos de 1950 a 2003 y descubrieron que el 86 por ciento de los huracanes -y 97 por ciento de los peores de ellos- ocurrieron después del 1 de agosto.

Su hallazgo más importante fue que en julio las anomalías en los patrones de los vientos regionales dan una clara señal sobre si la temporada de huracanes a partir de agosto será severa o tranquila.

Formulado en datos históricos de vientos y huracanes de 1950 a 2003, el modelo fue 74 por ciento efectivo a la hora de predecir si la temporada sería más o menos severa de lo normal.

En su primera prueba real, el año pasado, pudieron predecir con precisión que la temporada de 2004 sería más dura que el promedio.

"Previmos alta actividad y ese fue el caso", dijo Saunders a la Agence France Presse. "Si las compañías hubieran ampliado su cobertura de seguros en base a esta previsión, habrían reducido sus pérdidas".

publicidad

Los huracanes que tocan tierra en Estados Unidos atacan fundamentalmente a la Florida, la costa este y la costa del Golfo de México. Son considerados el mayor desastre natural en ese país.

El costo anual promedio de los daños para el país entre 1950 y 2004 fue de 5,600 millones de dólares. Eso implica períodos sin gastos, en 10 de esos años, hasta 44 mil millones de dólares en la temporada de 1992.

El modelo computarizado se basa en anomalías en patrones de viento conocidos, en alturas que van de 750 a 7,500 metros sobre América del Norte, el Atlántico Norte y el Pacífico Este tropical.

Sistemas más precisos

Una vez que esos sistemas de presión inhabituales se establecen en julio, tienden a mantenerse a lo largo de la temporada de huracanes, actuando como timones que conducen una tormenta, empujándola hacia la tierra o manteniéndola bloqueada sobre el océano, donde se desintegra sin causar daños.

"Uno (de esos timones) es el sistema de alta presión de las Bermudas", dijo Saunders.

"Si ese (sistema) es más fuerte de lo normal en julio, las anomalías del viento asociadas con el mismo guían a los huracanes hacia tierra firme. Si es más débil de lo normal, entonces ocurriría lo contrario, los vientos tenderían a conducir a los huracanes más lejos", añadió.

El modelo, basado en datos sobre los vientos de julio brindados por la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) de Estados Unidos, no busca predecir cuándo y dónde golpeará un huracán.

publicidad

En cambio, predice cuánto daño infligirá la temporada agosto-noviembre si se compara con el promedio histórico.

De todas formas, según Saunders, "cualquier involucrado que sufra riesgo financiero e incertidumbre por la temporada de huracanes en general podría beneficiarse de este trabajo. Creo que es la previsión con más precisión".

La predicción para este año será divulgada el 4 de agosto en el sitio web www.tropicalstormrisk.com, que brinda previsiones sobre huracanes y tifones.

Saunders indicó que el próximo paso será afinar el modelo y explorar la posibilidad de elaborar un predictor similar para Asia.

Otra área de investigación tiene que ver con los efectos del cambio climático sobre la severidad de los huracanes, estimó. El calentamiento global probablemente genera tormentas más frecuentes y más destructivas, aunque todavía hay muchas incógnitas en ese terreno.

El estudio fue divulgado en abril en la revista británica de ciencia Nature.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad