publicidad

Texas y Luisiana se preparan

Texas y Luisiana se preparan

Se espera que en las próximas horas Houston comience a ver flujo de los primeros evacuados de Nueva Orleáns que vendrían a esta zona.

Tráfico pesado en algunas vías

HOUSTON, Texas - A medida que las predicciones meteorológicas alejaban a Gustav de las costas de Texas y lo acercan a las de Luisiana, muchos residentes de Nueva Orleáns, en donde se realizó una evacuación obligatoria, comenzaron a llegar a la ciudad espacial en busca de refugio. En horas de la mañana del domingo, el tránsito en ciertas vías de la ciudad comenzó a congestionarse.

Un pesado tráfico se registró en la autopista I-10 a la altura de Beaumont con rumbo al oeste. Beaumont, es una ciudad ubicada a 90 millas al este de Houston. En esta área los primeros autos provenientes de Nueva Orleáns iban en fila el día domingo.

Algunos iban remolcando lanchas o pequeños barcos, mientras que otros llevaban remolques alquilados con todas sus pertenencias. También se comenzaron a ver autos estacionados en los lados de las carreteras, mientras los conductores se tomaban un descanso del largo viaje realizado en la noche o por problemas mecánicos.

Si bien Houston fue en esta ocasión centro oficial de albergue para evacuados, el alcalde de la ciudad, Bill White, indicó que los hoteles de la ciudad estaban ocupados en sólo un 70 por ciento, por lo que tenían capacidad para recibir gente.

Cabe resaltar que en esta ocasión muchas personas no consideraron a Houston como lugar de refugio, pues hace tres años, los evacuados de Katrina que estaban en esta ciudad, tuvieron que volver a salir un mes después, cuando el huracán Rita amenazaba las costas de Galveston y por ende a Houston.

publicidad

De todas formas, este flujo de gente se esperaba, pues residentes de Luisiana habían tomado precauciones y reservado con anticipación habitacionesn en hoteles, especialmente al este de Texas. En ciudades como Tyler y Long View, las habitaciones estaban listas para recibir a gente que vivió de cerca los huracanes Katrina y Rita y que en esta ocasión no querían tomar riesgos.

Mientras tanto el fin de semana ha sido normal en las playas de la isla de Galveston, miles de turistas acudieron a disfrutar del sol y el mar, aunque algunos dueños de restaurantes y hoteles sí indicaron que a medida que pasaban las horas, los turistas habián comenzado a retirarse y notaron una baja en sus negocios.

Houston también tomó precauciones

El gobernador de Texas, Rick Perry, declaró estado de emergencia para 61 condados del estado. Además, más de cinco mil miembros de la guardia costera y otros recursos estatales están alerta ante la entrada del huracán Gustav a las aguas del Golfo de México.

A nivel local las autoridades concientizaron a la población sobre la posible amenaza de Gustav, es así como el Departamento de Carreteras activó los letreros ubicados en las autopistas, recordando sobre la temporada de huracanes y empezó a emitir recomendaciones como la de mantener llenos los tanques de gasolina.

El Centro de Emergencias del Condado de Harris también se ha activado debido a la incertidumbre de la trayectoria del huracán Gustav, por lo que sus autoridades consideraron importante estar preparados y se han enfocado en tareas como revisión de canales de drenaje y alcantarillado.

publicidad

Cómo saber si tus hijos tendrán o no clases

Los diferentes distritos escolares de Houston y sus alrededores también tienen listos sistemas para comunicar a los padres de familia y sus alumnos, si es tienen que cerrar sus puertas debido al clima.

El Distrito Escolar Independiente de Houston notificará mediante un sistema automático de llamadas telefónicas a los hogares de sus estudiantes, es por esto que las autoridades piden que los padres tengan actualizados sus números de teléfono.

Las páginas de Internet de los distritos también tendrán información relevante de sus actividades en caso de una emergencia y algunos de ellos enviarán correos electrónicos informativos.

Evacuación voluntaria en Nueva Orleáns

La población de Nueva Orleans comenzó hoy a evacuar la ciudad ante la amenaza de la llegada, el próximo martes, del peligroso huracán "Gustav" que impactará hoy Cuba como un ciclón de categoría tres.

El alcalde de Nueva Orleans, Ray Nagin, ordenó que la ciudad comience a ser evacuada obligatoriamente a partir de las 13.00 GMT y para quienes no dispongan de automóvil el ayuntamiento ha contratado los servicios de 700 autobuses.

Las carreteras y autopistas de salida de Nueva Orleans comenzaron ya el viernes por la noche a notar el incremento del tráfico y se espera que hoy se produzcan grandes congestiones, sobre todo, en dirección a Texas.

publicidad

El alcalde Nagin advirtió de que la evacuación es obligatoria para los más de 300.000 habitantes de Nueva Orleans y recordó que no habrá refugios para las personas que no quieran salir de la ciudad.

En concreto, el estadio Superdome estará cerrado para evitar el desastre registrado hace tres años cuando se llenó con cerca de 30.000 personas que buscaban un refugio por el impacto del huracán "Katrina".

La ciudad recordó ayer, viernes, a los cerca de 2.000 muertos registrados por las inundaciones producidas por el huracán "Katrina" en el tercer aniversario del desastre.

A partir de las 13.00 GMT los coches de policía recorrerán las calles de Nueva Orleans para recordar a la población que la evacuación es obligatoria.

El alcalde Nagin establecerá también a partir de esta noche un toque de queda para evitar los asaltos y robos a las casas vacías.

La Guardia Nacional mantiene además a 5.000 soldados en estado de emergencia para intervenir cuando sea preciso y patrullar las calles una vez que pase el huracán "Gustav", según anunció el gobernador de Luisiana, Bobby Jindal.

Se espera que el huracán "Gustav" llegue a Luisiana o los estados limítrofes a partir del martes como un peligroso ciclón de categoría tres o cuatro.

A partir del domingo entrará en aguas del Golfo de México, tras golpear Cuba, y seguirá, según las proyecciones del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EEUU una trayectoria similar a la del huracán "Katrina" hace tres años.

publicidad

Los vientos de "Gustav" sobrepasaron hoy los 195 kilómetros por hora después de azotar durante toda la madrugada del sábado a las islas Caimán en dirección a la parte occidental de Cuba. EFE

Petroleras evacuaron sus instalaciones

Royal Dutch Shell, BP y otras compañías petroleras terminaron el desalojo de sus instalaciones y cerraron la producción el sábado mientras un intensificado huracán Gustav se dirigía al Golfo de México.

Al mediodía del sábado poco menos del 75% de la producción de crudo del golfo y casi 40% de la producción de gas natural había sido cerrada, según el Servicio de Manejo de Minerales (MMS) de Estados Unidos, el cual supervisa la actividad petrolera en altamar.

Shell informó que cumplió con el cronograma programado para terminar el desalojo de más de 1.300 trabajadores de 20 plataformas de producción y otras instalaciones en la tarde del sábado. La tarea tomó cuatro días e involucró a 17 helicópteros.

BP señaló que también planeaba desalojar a todos sus trabajadores el sábado.

Las dos gigantes petroleras dijeron que la producción era suspendida totalmente, un proceso que puede involucrar el cierre de válvulas de seguridad en miles de metros de profundidad para evitar el derrame de petróleo o gas natural.

Analistas han dicho que una interrupción prolongada en el suministro podía ocasionar un alza repentina del precio de la gasolina y otros productos derivados del petróleo.

publicidad

Los precios de la gasolina se incrementaron esta semana por primera vez en más de un mes, y continuaron subiendo el sábado. Un galón de gasolina regular subió más de un centavo la noche del viernes, a un promedio nacional de 3,682 dólares, según el club automovilístico AAA.

El tiempo que permanezca paralizada la producción dependerá de la trayectoria de Gustav y su efecto máximo. Frank Glaviano, un vicepresidente de Shell que supervisa la producción, dijo que el flujo de crudo o gas natural normalmente puede reanudarse rápido, siempre y cuando el equipo no sea dañado por la tormenta.

"Comúnmente toma un par de días comenzar a recuperar una cantidad significativa de producción", señaló Glaviano. "Puede tomar varios días para los pozos en el lecho marino. Normalmente, cerca de la mitad de nuestra producción se recupera rápidamente", agregó.

La costa estadounidense del Golfo de México representa cerca del 25% de la producción nacional de petróleo y 15% de la producción de gas natural, según el MMS. La costa del golfo también alberga casi la mitad de la capacidad de refinación del país. AP

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad