publicidad
El edificio del Capitolio en La Habana recibe el embate de la Madre Naturaleza durante el paso de la tormenta tropical Paula, que atravesó la Isla en octubre de 2010, para luego desatar su furia de lluvias sobre la Península de Yucatán, en México.

Preocupación en La Habana por posible paso de un huracán durante la temporada de 2011

Preocupación en La Habana por posible paso de un huracán durante la temporada de 2011

Meteorólogos cubanos están "preocupados" por la posibilidad de que un huracán pase por La Habana en la temporada de 2011, pues hace 67 años que ninguno golpea directamente a la capital cubana.

El edificio del Capitolio en La Habana recibe el embate de la Madre Natu...
El edificio del Capitolio en La Habana recibe el embate de la Madre Naturaleza durante el paso de la tormenta tropical Paula, que atravesó la Isla en octubre de 2010, para luego desatar su furia de lluvias sobre la Península de Yucatán, en México.

LA HABANA, Cuba - Meteorólogos cubanos están "preocupados" por la posibilidad de que un huracán pase por La Habana en la temporada que comienzó el miércoles, pues hace 67 años que ninguno golpea directamente a la capital cubana.

"Eso es una preocupación que tenemos los meteorólogos", dijo el especialista Armando Caymares a la televisión local, en referencia al llamado "período de retorno", según el cual dos huracanes de gran intensidad tardan un máximo de 50 años en azotar un mismo punto, estiman los especialistas.

La Habana, donde se concentran 2.2 de los 11.2 millones de habitantes de Cuba, ha sido afectada por varios ciclones en los últimos años, como Dennis y Wilma -que provocó inundaciones costeras históricas- en 2005, pero no ha sido azotada por un huracán de intensidad.

publicidad

Según las estadísticas del Instituto de Meteorología de Cuba (Insmet), el último huracán de Categoría 4 en la escala Saffir-Simpson (vientos de 210 a 250 km por hora) que afectó directamente a La Habana ocurrió en 1944.

Los especialistas del Insmet prevén una temporada ciclónica (1 de junio al 30 de noviembre) "normal", y el Centro de Huracanes de Miami "más activa de lo normal", con de 12 a 18 ciclones, de los cuales seis y hasta diez podrían ser huracanes.

Los expertos cubanos advierten que una temporada normal no significa menos peligros, pues en 1995 se registraron 19 ciclones en el Atlántico y ninguno afectó a Cuba. En contraste, la de 2008 fueron 16 y tres de ellos azotaron a Cuba con pérdidas de $10 mil millones de dólares.

"Las medidas para reducir vulnerabilidades hay que ponerlas en práctica de inmediato", señaló el director de pronósticos del Insmet, José Rubiera, al diario Granma, al citar la limpieza de desagües y techos, poda de árboles, revisión del tendido eléctrico, entre otras.

Según la escala Saffir-Simpson existen cinco categorías de huracanes, según la fuerza de los vientos (superiores a 118 km/h).

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad