publicidad
Al menos 50,000 militares se han incorporado a las labores de rescate y recuperación ante la calamidad provocada el viernes por el peor terremoto registrado en los últimos 140 años.

Número de víctimas de sismo y tsunami en Japón sigue aumentando

Número de víctimas de sismo y tsunami en Japón sigue aumentando

En amplias zonas del norte del Japón las autoridades buscaban a miles de desaparecidos un día después del poderoso sismo de 8.9 grados y el subsiguiente tsunami.

Al menos 50,000 militares se han incorporado a las labores de rescate y...
Al menos 50,000 militares se han incorporado a las labores de rescate y recuperación ante la calamidad provocada el viernes por el peor terremoto registrado en los últimos 140 años.

La devastación es el panorama común tras el terremoto

SENDAI - Una explosión destrozó parcialmente el sábado el edificio que contiene un reactor nuclear, lo que ocasionó temores ante su posible fusión, mientras que en amplias zonas del norte del Japón las autoridades buscaban a miles de desaparecidos un día después del poderoso sismo de 8.9 grados y el subsiguiente tsunami.

El número confirmado de muertos a causa del potente movimiento telúrico del viernes y del maremoto era 686, pero el principal vocero gubernamental dijo que podría superar los 1,000. La devastación se extendió a lo largo de centenares de kilómetros (millas) de costa, donde miles de hambrientos sobrevivientes se encuentran en centros de emergencia sin electricidad ni comunicación con los equipos de rescate.

publicidad

La cuantía de la destrucción no es conocida por las autoridades, pero hubo indicios de que el número de muertos podría dispararse. Un informe indicó que cuatro trenes desaparecieron el viernes y siguen sin ser localizados. Otros indicaron que unas 10 mil personas en una aldea costera no han sido contabilizadas y que por lo menos 200 cadáveres han surgido en otros puntos de la costa.

"Nuestros cálculos basados solamente en los casos denunciados sugieren que 1,000 personas habrían muerto en el desastre", dijo el secretario jefe del gabinete, Yukio Edano. "Desgraciadamente, el daño real podría superar con mucho esa cifra considerando las dificultades para valorar la plena totalidad de los daños".

Amenaza nuclear

Entre los temores más acuciantes es la posibilidad de una fusión en un reactor nuclear. Edano dijo que la explosión del sábado en la planta atómica generadora de electricidad fue causada por un escape de hidrógeno, que destruyó los muros exteriores del edificio en el que está situado el reactor, pero no la cubierta acorazada que lo envuelve.

Pero Ryohei Shiomi, funcionario de la comisión nacional de seguridad nuclear, consideró que en caso de una fusión del reactor, no serían afectadas las personas fuera de un radio de 10 kilómetros (seis millas). La mayoría de los 51,000 habitantes asentados dentro de la zona de peligro ya fueron evacuados, afirmó.

publicidad

El primer ministro, Naoto Kan, informó que 50,000 militares se han incorporado a las labores de rescate y recuperación ante la calamidad provocada el viernes por el peor terremoto registrado en los últimos 140 años con una magnitud de 8.9 grados que desató un maremoto de siete metros (23 pies) de altura.

Miles de damnificados

Al menos 215,000 personas recibían atención en 1,350 albergues temporales en cinco prefecturas, informó la agencia nacional de policía. Debido al sismo, al menos un millón de hogares no tienen agua, la mayoría en el noreste japonés.

Más de 125 réplicas se han producido desde el sismo principal, y muchas con una magnitud superior a 6.0 grados.

El Servicio Geológico de Estados Unidos informó que un temblor fuerte ocurrió en el mar poco antes del mediodía en virtualmente el mismo lugar del terremoto del viernes, el más fuerte que ha sacudido a Japón desde que comenzó a llevar registros a finales del siglo XIX.

El terremoto del viernes fue considerado el quinto más fuerte en el mundo desde 1900, y fue casi 8,000 veces más intenso que el que devastó la ciudad de Christchurch en Nueva Zelanda el mes pasado, dijeron los científicos.

Japón, una de las naciones más avanzadas tecnológicamente, está bien preparada para los terremotos. Sus edificios se construyen para soportar fuertes sacudidas, incluso la del viernes, pero el tsunami que le siguió estuvo más allá de su control.

publicidad

Panorama desolador

SENDAI - A varios kilómetros de la costa, los sobrevivientes de esta ciudad recorrieron las calles llenas de árboles abatidos, vehículos destrozados e incluso avionetas.

El sábado, un día después que el tsunami barriera Sendai, los residentes examinaron la devastación que arrasó zonas enteras de esta ciudad portuaria de un millón de habitantes y situada a 120 kilómetros (80 millas) del epicentro del sismo, de magnitud 8,9.

Los equipos de rescate recorrieron las aguas enfangadas en medio de restos que flotaban por doquier, mientras los rescoldos de un gran incendio seguían humeando. El servicio telefónico y de electricidad sigue interrumpido y la ciudad continúa padeciendo poderosas sacudidas secundarias.

Escasez de alimentos

Centenares de personas hicieron fila ante los pocos supermercados que seguían abiertos en Sendai, para adquirir bebidas y fideos, a sabiendas de que pasará mucho tiempo antes que la vida vuelva a la normalidad. Algunos recordaron cómo escaparon con vida cuando olas gigantescas penetraron hasta 10 kilómetros (seis millas) de la costa.

En un comercio situado a cinco kilómetros (tres millas) de la costa, el propietario abrió el negocio, aunque sin electricidad y con el piso cubierto por una espesa capa de lodo.

"La inundación vino por la parte trasera de la tienda y envolvió ambos costados", dijo el propietario del establecimiento, Wakio Fushima. "Vi pasar varios coches que flotaban en mitad de la corriente".

publicidad

Muchos residentes de Sendai pasaron la noche al aire libre o recorriendo las calles cubiertas de escombros, imposibilitados de regresar a sus casas dañadas o demolidas por el sismo o el tsunami. Los que encontraron un techo para refugiarse esa noche se despertaron rodeados de destrozos por doquier.

El más potente de todos

El distrito municipal de Wakabayashi, que se extiende directamente hacia el mar, estaba cubierto por agua marrón que llegaba hasta la cintura. La mayoría de las casas quedaron totalmente demolidas, como su hubiesen sido barridas por una topadora gigante.

Satako Yusawa, de 69 años, dijo haber sentido en su vida muchos sismos, pero ninguno como el del viernes por la tarde.

"Estaba tomando té en casa de una amiga cuando ocurrió el sismo. Intentamos desesperadamente sujetar los muebles, pero el temblor fue tan violento que nos entró el pánico", contó la mujer.

Agregó que su hijo acababa de recibir un crédito importante para construir una casa y que la familia se trasladó al nuevo hogar el 11 de febrero. Afortunadamente, se encontraban fuera de la ciudad cuando ocurrió el sismo y el tsunami, pero el sábado no pudieron encontrar la vivienda, ni siquiera el solar que ocupó.

En una tienda de productos electrónicos de la ciudad, los empleados regalaron pilas, linternas y cargadores de teléfonos celulares. Varias decenas de personas hicieron fila frente al establecimiento.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
Se trata de TRAPPIST-1 un conglomerado donde hay siete planetas rocosos con masas similares o inferiores a la Tierra y que giran alrededor de una estrella, una especie de versión en miniatura de nuestro sistema solar. De sus siete planetas hay tres que tienen las condiciones perfectas para albergar océanos de agua líquida en caso de que tengan atmósfera.
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
publicidad