publicidad

Las lluvias del Huracán Irene llegan a Miami mientras las Bahamas son azotadas

Las lluvias del Huracán Irene llegan a Miami mientras las Bahamas son azotadas

Una advertencia de huracán ha sido emitida para la costa de Carolina del Norte mientras que el Huracán Irene corre su trayectoria rumbo norte a lo largo de la costa este de Estados Unidos el jueves.

El ciclón amenaza a las Carolinas

MIAMI, Florida - Una advertencia de huracán ha sido emitida para la costa de Carolina del Norte mientras que el Huracán Irene corre su trayectoria rumbo norte a lo largo de la costa este de Estados Unidos el jueves.

Miami se empapó de las lluvias que trajo el Huracán Irene desde la mañana el jueves mientras que parte de las Bahamas siguen siendo azotadas por los monstruosos vientos de este ciclón categoría 3. La tormenta llegaría a las costas de las Carolinas para el fin de semana. La advertencia de huracán para las islas centrales de las Bahamas ha sido descontinuado.

El cono proyectando la trayectoria del Huracán Irene no incluye a la zona terrestre de la Florida, pero el Sur de la Florida experimentará lluvias ligeras a moderadas con algunas partes sintiendo lluvias intensas en las próximas horas.

“Estamos experimentando algunas ráfagas de viento que pudieran ser hasta 30 millas por hora durante las próximas horas en la medida que el huracán se sigue moviendo paralelo a nuestras costas aquí en el Sur de la Florida”, dijo Paola Elorza, meteoróloga de Univision 23.

El Centro Nacional de Huracanes anunció el miércoles a las 5 p.m. que los vientos máximos sostenidos de Irene soplaban a 115 millas por hora (185 km). Lo zona costera de la Florida - desde Ocean Reef, cerca de los Cayos al sur, hasta Jupiter al norte - están bajo advertencia de tormenta tropical debido a las bandas externas del Huracán Irene. Los efectos del ciclón se han estado sintiendo en las Bahamas todo el día.

publicidad

Video: Pronóstico del Huracán Irene

“Nosotros vamos a estar sintiendo fuertes oleajes aquí a lo largo de toda la costa de la Florida,” dijo Paola Elorza.

Los primeros efectos de Irene fueron sentidos en Puerto Rico y después en la costa norte de Republica Dominicana el lunes. Después los vientos máximos sostenidos de Irene el martes por la noche eran de unas 90 mph (150 km/h), mientras que se alejaba de la República Dominicana y Haití. La entidad meteorológica estadounidense advirtió que Irene pudiera fortalecerse de nuevo a ser un huracán de categoría 4 para luego arremeter su furia en algún punto de la costa Este de Estados Unidos. Hasta ahora Irene se ha mantenido en categoría 3.

El ojo del ciclón ya está más definido, como suele ser con tormentas con gran potencia.

El nuevo cono muestra el ciclón pasando por los estados en la costa este de Estados Unidos, al norte de Georgia, incluyendo Carolina del Sur y del Norte, Virginia, Nueva York y Pensilvania para fines de semana. Los residentes de Carolina del Sur y del Norte se preparaban para el huracán el miércoles.

De todo modo Miami y el Sur de la Florida deben seguir monitoreando los reportes emitidos cada cuatro horas por el CNH. Los expertos aconsejan que siempre es mejor que los residentes en las zonas costeras tengan un plan de preparaciones listas para un huracán, incluyendo la preparación de un plan de emergencia y tener equipos y abastecimientos necesarios en caso de emergencia.

publicidad

Durante toda la noche del lunes Irene golpeó la costa norte de la isla Española, que comparte con Haití.

En la mañana del miércoles Irene azotaba las islas Turcas y Caicos.

Se desplaza en dirección el noroeste a razón de 11 mph, después de pasar por Puerto Rico, el norte de Haití y Republica  Dominicana, dejando severas inundaciones en varias partes de Republica Dominicana.

Por eso los meteorólogos informaron que se han emitido avisos de inundaciones repentinas para el norte de La Española, el sureste de Bahamas y Turcos y Caicos.

El huracán Irene es el primero de la temporada de ciclones del Atlántico, y luego de azotar la región del Caribe con intensas lluvias y fuertes vientos, causó algunas inundaciones y dejó al menos a un millón de personas sin electricidad, mayormente en Puerto Rico y las Islas Vírgenes.

El meteorólogo Kim Brabander, del Centro Nacional explicó que en el pronóstico de computadora a cinco días la ubicación del huracán se movió ligeramente hacia el este, pero todavía se le coloca en Bahamas con un desplazamiento paralelo a la costa este de Florida.

El Centro Nacional de Huracanes ha recomendado a los residentes de, Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte, en Estados Unidos, a prepararse ante el posible paso de Irene.

Las autoridades estadounidenses también han pedido a las personas mantenerse vigilantes del paso del huracán y tomar todas las precauciones. Para Carolina del Sur una advertencia de Tormenta Tropical ha sido emitida para la zona costera desde Edisto Beach hasta Little River Inlet al norte. El resto de los Estados, tan lejos como Nueva York y Maine, deben de vigilar los últimos reportes del tiempo y prepararse.

publicidad

Si Irene toca tierra en el sureste de Estados Unidos, sería la primera vez que un huracán impacta a este país desde el 2008 cuando el ciclón Ike se abalanzó sobre Galveston, en Texas, como Categoría 2, informó el meteorólogo Michael Formosa, también del Centro Nacional de Huracanes.

Los estragos que dejó Irene

Irene castigó como tormenta tropical el norte de las Antillas menores el fin de semana con torrenciales precipitaciones y un fuerte y peligroso oleaje.

El huracán en Puerto Rico ocasionó el desbordamiento de ríos, hay cerca de 900 mil personas sin energía eléctrica, más de 100 mil hogares sin agua potable y 770 personas se encuentran en refugios, informó el gobernador de la isla, Luis Fortuño, en San Juan.

El principal aeropuerto mantiene sus operaciones suspendidas, todos los puertos permanecen cerrados y varias de las principales carreteras están intransitables por las inundaciones, los árboles y postes del tendido eléctrico derribados.

En República Dominicana se cancelaron 27 vuelos ante la proximidad del huracán.

La ONU se moviliza en Haití y República Dominicana

Por su parte, la Organización de Naciones Unidas (ONU) y las agencias humanitarias iniciaron las gestiones para ayudar a Haití y República Dominicana, en alerta por el paso del huracán Irene, anunciaron este martes varios portavoces en Ginebra.

publicidad

El huracán tocó el norte de la isla Hispaniola, compartida por ambos países, la madrugada del martes, tal y como estaba previsto.

"Han empezado los preparativos en Haití, la OCHA (Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU) y la MINUSTAH (Misión de Naciones Unidos para la Estabilización de Haití) han empezado a movilizarse", dijo Elisabeth Byrs, portavoz de la OCHA.

La MINUSTAH "está lista para intervenir inmediatamente", añadió Byrs.

Por su parte, la portavoz de la PAM (Programa Alimentario Mundial) informó que han sido almacenadas 7 mil toneladas de comida en 35 lugares en Haití, que permitirán cubrir las necesidades alimentarias durante 26 días.

Las autoridades haitianas aconsejaron a la población que vive en las zonas de riesgo desplazarse a lugares más seguros, mientras que República Dominica espera que Irene deje hasta 250 mm de precipitaciones.

Evacuados en República Dominicana

Al menos un millar de dominicanos fueron desplazados durante el paso del huracán Irene, según el último informe del Centro de Operaciones de Emergencias (COE).

La tarde del lunes, la Defensa Civil de Cuba ordenó a los municipios del norte oriental tomar medidas preventivas ante posibles daños por lluvias y penetraciones costeras que pudiera provocar Irene, que a su paso por Puerto Rico causó estragos.

publicidad

"Se decidió establecer la Fase Informativa para los Municipios de la Costa Norte, de las provincias de Guantánamo, Holguín y Las Tunas, a partir de las 6 p.m. (22H00 GMT) del día de hoy (lunes)", dijo el organismo en un comunicado.

De su lado, las autoridades dominicanas habilitaron más de 2 mil refugios, al esperar el paso de Irene en la costa norte del país, que experimentó desde la tarde del lunes aguaceros, ráfagas de viento y oleajes anormales, según organismos de emergencia.

También se ordenó evacuar los poblados aguas abajo de las presas Sabana Yegua, Sabaneta y Valdesia, todas en el sur del país, y se dispuso la movilización de los habitantes de zonas vulnerables en las provincias de Barahona, San Juan y San Cristóbal, en el centro y suroeste del territorio.

La capital, Santo Domingo, y otras 23 provincias están en alerta máxima y en amarilla las ocho restantes, mientras las clases en escuelas y universidades fueron suspendidas. El gobierno además distribuyó más de dos millones de raciones de alimentos en comedores sociales.

Durante la mañana del lunes en Puerto Plata, las autoridades dominicanas reportaron fuertes olas de hasta 4.5 metros de altura y situaciones similares en todo el litoral, desde el extremo este hasta el oeste, por lo que se dispuso que las embarcaciones de menor calado deben permanecer en los puertos.

Mientras en Haití, que ya evitó un desastre climático a principios de este mes cuando la tormenta tropical Emily rozó su territorio, también decretó la alerta roja, conminando a los habitantes de las zonas expuestas a abandonarlas.

publicidad

"Medidas de prevención han sido tomadas para proceder al desplazamiento de la población en peligro", dijo a Ronald Semelfort, alto funcionario del servicio meteorológico de Haití.

El paso de Irene reavivó los temores en Haití, en el que 300 mil personas aún viven en campos de refugiados tras el catastrófico sismo de 2010 que mató a unas 225 mil personas.

Por el momento es incierto si Irene llegará a las costas de Florida (sureste de Estados Unidos), más al norte o a otras zonas del sur del país. Los estados de Carolina del Norte y del Sur estarían en el trayecto eventual del ciclón.

Más de 50 mil personas murieron en las últimas cuatro décadas a causa de desastres naturales en el Caribe, donde hubo daños valorados en miles de millones de dólares. La ONU considera a esta región como una de las más vulnerables del mundo al cambio climático.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad