publicidad

La tormenta tropical Emily causó daños en Haití y evacuaciones en República Dominicana

La tormenta tropical Emily causó daños en Haití y evacuaciones en República Dominicana

La tormenta tropical Emily comenzó a tocar el sur de Haití y las autoridades temen que las lluvias arrasen los campos de refugiados con tiendas de campaña, donde viven miles de familias desde el sismo de enero de 2010.

PUERTO PRINCIPE, Haití - La tormenta tropical Emily causó inundaciones y dañó cientos de viviendas en Haití el jueves, al tiempo que una multitud de desamparados aguardaban nerviosamente en precarias tiendas de campaña a que azotara con mayor fuerza.

Fuertes vientos golpearon la capital haitiana al tiempo que aguaceros causaban inundaciones más al norte, dañando casas y un centro de tratamiento para enfermos del cólera, dijo Marie Alta Jean-Baptiste, directora de protección civil del país. No había reportes de muertes.

En la vecina República Dominicana, la tormenta pareció hacer una pausa el jueves por la mañana, tras lo cual reanudó su lenta marcha hacia el oeste-noroeste de la costa de La Española, la isla que Haití comparte con la República Dominicana.

Las fuertes lluvias ocasionadas por la tormenta tropical Emily han provocado la evacuación de más de 5 mil personas en República Dominicana, informaron este jueves los organismos de socorro, que mantenían la alerta roja para la mayoría del país.

Los meteorólogos dijeron que esperan que la tormenta llegue a Haití más tarde, azotando con lluvias torrenciales todo el país, donde más de 600 mil personas viven aún en campamentos improvisados luego del terremoto del año pasado.

"Si nos llega alguna tormenta ahora, será nuestro final", comentó Renel Joseph, de 57 años, un residente de Cité Soleil, una barriada costera de la capital de Haití.

publicidad

Los meteorólogos pronosticaron que la tormenta muy probablemente cruzará el extremo oriente de Cuba el viernes y pudiera tocar Florida el sábado, aunque el rumbo proyectado mantendría su ojo lejos de la costa.

David Preux, jefe de la misión establecida por la Organización Internacional sobre Migración en Jacmel, una ciudad meridional de Haití, dijo que el viento, la lluvia y los relámpagos ya habían comenzado a sentirse el miércoles por la noche, y pronosticó que la situación empeorará.

"El problema es cuando la gente espera hasta el último minuto para evacuar", destacó Preux.

La tormenta redujo su avance el miércoles y parecía probable que no tocaría el extremo sur de la República Dominicana. Emily tenía vientos sostenidos máximos de 85 kilómetros por hora (50 millas por hora).

El especialista en huracanes John Cangialosi dijo que, aunque el vórtice de la tormenta pasará sobre el suroeste de Haití, todo el territorio está en riesgo a causa de la intensa lluvia, que podría provocar acumulaciones de hasta 50 centímetros (20 pulgadas). Eso sería suficiente para causar problemas en un país propenso a las inundaciones catastróficas.

En República Dominicana, las autoridades las emitieron alertas de tormenta el miércoles por la noche desde Cabo Francis Viejo por el sureste hasta Cabo Engaño. Otra alerta continuaba vigente hasta la costa suroccidental.

publicidad

Unas 5 mil personas fueron evacuadas de forma preventiva debido a las lluvias provocadas por Emily, indicaron el jueves los organismos de socorro que mantienen en alerta a gran parte del país ante eventuales inundaciones.

"El país está totalmente nublado y está recibiendo lluvias intensas de manera ocasional. Las lluvias más fuertes se han estado concentrando desde la vertiente sur de la cordillera central hasta la llanura costera del Caribe y el suroeste", informó el Centro de Operaciones de Emergencias (COE).

El COE ordenó evacuaciones de prevención y otras contingentes en comunidades aisladas por inundaciones. El organismo reportó que para este jueves los desplazados subieron de cerca de 1,600 a 5.013.

"Las personas desplazadas a albergues oficiales son 1,239, a casas de familiares y amigos 3,774", detalló en rueda de prensa el general Juan Manuel Méndez, director del COE.

El COE mantiene la alerta roja para la capital y otras 25 provincias, y declaró el nivel intermedio de peligrosidad en seis provincias más debido a la potencialidad de inundaciones y deslizamientos de tierra por efecto de las abundantes precipitaciones, que pueden prolongarse las próximas 36 horas, indicó.

Las lluvias que se habían anunciado la víspera se caían con fuerza este jueves en Santo Domingo, la capital dominicana, y en otras ciudades, principalmente de la costa sur, añadió.

publicidad

La oficina de meteorología informó que, aunque el centro de la tormenta se desvió hacia el oeste y no impactará el territorio dominicano, durante los próximos dos días continuarán las lluvias intensas, vientos y marejadas.

"La lluvia es lo más peligroso de este sistema", dijo a la Associated Press Miguel Campusano, de esa oficina. Explicó que durante los dos próximos días se esperan lluvias en el suroeste del país de entre 200 y 300 milímetros.

Michel Davison, de la Agencia Nacional de los Océanos y la Atmósfera de Estados Unidos, dijo que la tormenta ya había provocado acumulaciones de lluvia de 25 centímetros (10 pulgadas) en algunas partes de Puerto Rico, aunque el vórtice se mantuvo a una distancia de 160 kilómetros (100 millas) de la isla.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad