publicidad
Tomás sería la primera tormenta grande en azotar Haití desde que el terremoto provocó la muerte de hasta 300,000 personas y dejó a millones danmificados.

Haití se alista para embate de Tomás

Haití se alista para embate de Tomás

Haití se alista para embate de Tomás

Tomás sería la primera tormenta grande en azotar Haití desde que el terr...
Tomás sería la primera tormenta grande en azotar Haití desde que el terremoto provocó la muerte de hasta 300,000 personas y dejó a millones danmificados.

PUERTO PRINCIPE, Haití - Los haitianos enfrentan la posible llegada de un huracán esta semana, en momentos en los que el cólera se esparce por áreas rurales del país y miles de sobrevivientes del terremoto siguen viviendo en refugios rudimentarios.

Según el Centro Nacional de Huracanes (CNH), con sede en Miami, el meteoro se ubicaba a 570 km al sur de Puerto Príncipe, y avanzaba con vientos máximos sostenidos de 85 km/h hacia Haití y el sureste de Jamaica y Cuba.

Tomás tocará tierra cerca del puerto Les Cayes para avanzar sobre su territorio rumbo a las islas Turcos y Caicos, y quizás hacia aguas abiertas del océano Atlántico.

En Santa Lucía, Tomás azotó fuertemente Vieux Fort, el segundo poblado de la isla. El lunes en la tarde, el primer ministro Stephenson King informó que fallecieron 12 personas.

publicidad

Al menos 12 personas murieron y un número indeterminado estarían desaparecidas por el paso del huracán Tomas por Santa Lucía durante el fin de semana, informó este martes el gobierno de esa isla caribeña.

"Hasta ahora tenemos 12 muertos confirmados, lamentablemente hay todavía gente que estaría bajo tierra", dijo el ministro de Turismo, Allan Chastanet.

El huracán sacudió el sábado con poderosos vientos de unos 150 km/h e intensas lluvias a esta isla del este del Caribe, donde destruyó viviendas y dejó aisladas algunas poblaciones, a las que las autoridades aún no logran acceder y se teme haya más víctimas.

King dijo que había recorrido el lunes la isla por aire y que los daños "son muy extensos".

La ciudad de Soufriere, en el oeste de Santa Lucía, fue la que sufrió el mayor impacto del huracán y no se puede acceder a ella por tierra: "está devastada", dijo el primer ministro.

Tras impactar Santa Lucía, Tomas perdió fuerza y se debilitó en una tormenta tropical sobre el mar Caribe, pero podría reintensificarse en un huracán y dirigirse hacia Haití los próximos días, según el CNH.

El navío de guerra estadounidense Iwo Jima se dirigía este martes a Haití para asistir al territorio en caso de emergencia.

Grupos humanitarios también se preparaban para hacer lo posible, pero ya tienen escasez de suministros tras el devastador sismo del 12 de enero. Hacen falta unas 150,000 lonas así como jabón, kits higiénicos, tiendas de campaña, radios y sales de hidratación oral para tratar el cólera, señaló el coordinador de ayuda humanitaria de la ONU, Nigel Fisher, en un comunicado.

publicidad

"Necesitamos refugios de emergencia. Necesitamos agua y suministros sanitarios. Y necesitamos tantos de ellos como sea posible antes de que golpee el huracán Tomás", dijo Fisher.

Las provisiones de lonas y cuerdas que estaban en los depósitos se están usando para ayudar a la gente en los campos de refugio, dijo Imogen Wall, vocera de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU.

Tomás sería la primera tormenta grande en azotar Haití desde que el terremoto provocó la muerte de hasta 300,000 personas y dejó a millones danmificados. También sería la primera tormenta tropical o huracán en pasar por Haití desde el 2008, cuando las tormentas Fay, Gustav, Hanna e Ike golpearon el país caribeño en un lapso de un mes, matando a al menos 800 personas y arrasando con un 15 por ciento de la economía.

Montañas de escombros y edificios medio destruidos aún pueblan las calles de Puerto Príncipe, la capital haitiana. La reconstrucción se desarrolla con lentitud sin el financiamiento prometido, incluyendo $1,150 millones que Estados Unidos indicó en marzo que donaría.

"Ahora mismo simplemente necesitan mantenerse atentos", dijo John Cangialosi en el Centro Nacional de Huracanes en Miami. "Esta es la etapa en la que hay que estar pendientes".

Cuando era un huracán el domingo, Tomás causó al menos 14 muertes en el este del Caribe. El primer ministro de San Vicente, Ralph Gonsalves, describió el daño como "el peor del que tenían memoria".

publicidad

Las plantaciones bananeras, el principal producto de exportación de San Vicente, quedaron destruidas y casi 300 viviendas fueron dañadas. Cientos de residentes tuvieron que ser atendidos por heridas, en especial en Sandy Bay, en la costa noroeste de la isla.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad