publicidad

El mundo se moviliza para rescatar a las víctimas del terremoto en Japón

El mundo se moviliza para rescatar a las víctimas del terremoto en Japón

El mundo se moviliza para rescatar a las víctimas del terremoto en Japón

Socorristas de 70 países

TOKIO - Unos 100 mil militares japoneses, apoyados por socorristas de casi 70 países y un portaaviones estadounidense, lideran el complicado operativo de rescate tras el fuerte terremoto y tsunami en Japón que ha dejado más de mil muertos y 600 mil evacuados hasta el momento.

Los equipos de salvamento están coordinados por las Fuerzas de Auto Defensa de Japón, que equivalen al Ejército y cuyo despliegue fue elevado de 50 mil a 100 mil efectivos por orden del primer ministro nipón, Naoto Kan.

"Pido el mayor esfuerzo para salvar las vidas de cuantas más personas sea posible. Lo daremos todo por rescatar a aquellos que estén aislados", declaró Kan a su salida de la reunión de emergencia del Gobierno.

Sin embargo, las autoridades temen que cientos o miles de personas se vieran arrastrados a alta mar.

Fuentes oficiales explicaron a Kyodo que las labores se están viendo dificultadas por la enorme extensión del área afectada, las constantes réplicas del seísmo y los problemas para acceder a pueblos enteros ahora parcialmente sumergidos por el agua.

Casi 400 mil evacuados pasaron la noche en 1,400 refugios, algunos a oscuras por los cada vez más frecuentes cortes del suministro eléctrico en el litoral.

Puesto que los aeropuertos civil y militar de Miyagi están inundados, Estados Unidos ofreció su portaaviones Ronald Reagan como lanzadera improvisada de los helicópteros que reparten la ayuda humanitaria.

publicidad

Llegan equipos internacionales

Los equipos de rescate enviados por varios países han empezado a llegar a Japón. El canal de televisión NHK indicó que personal de Corea del Sur, Singapur, Alemania y Suiza se encuentran ya en Japón.

Los rescatistas internacionales comenzaron la tarde del domingo a trabajar en la región noreste de Japón, la más afectada por el terremoto del viernes y el subsiguiente tsunami.

China mando un equipo de 15 rescatistas a Tokio, en lo que representa el primer envío de un equipo de rescate a Japón.

El Reino Unido mandó un grupo de 63 personas, incluidos médicos y perros de rescate, mientras Francia enviará dos equipos de rescate.

La Organización de las Naciones Unidas decidió enviar a siete personas de su departamento de evaluación y coordinación para catástrofes, a fin de supervisar las actividades de los equipos de rescate de todo el mundo.

Mientras que Rusia ordenó la iniciación de los preparativos para aumentar el suministro de gas natural licuado a Japón ante posibles cortes de electricidad, procedente del proyecto de explotación conocido como Sakhalin 2, un proyecto desarrollado por los dos países.

Los Topos de México, en camino a Japón

Un total de 21 rescatistas voluntarios, conocidos como Topos, participarán en las labores. 10 viajarán la tarde de este domingo desde la Ciudad de México. Los otros 10 aún no tienen fecha segura de partida, dijo a CNN uno de los miembros del grupo, Salomón Paniagua.

publicidad

Un primer 'topo' ya llegó en Japón porque al momento del terremoto estaba en China.

Una vez que los topos lleguen al país asiático se pondrán en contacto con el mando a cargo de las labores de rescate para que se les asignen un área de búsqueda de víctimas. Las construcciones en Japón son de acero, madera y tabla roca, materiales que facilitan los rescates, de acuerdo con Paniagua.

Los topos han asistido rescates en Chile, Haití, Indonesia, Katrina, entre otros.

Estados Unidos que cuenta con 48 mil soldados destacados en suelo japonés, ha enviado uno de los mayores contingentes aportados por la respuesta de la comunidad internacional a la tragedia en Japón, a la que esta vez se unió un país vecino y tradicionalmente enemigo como China.

El equipo estadunidense llegará en las próximas horas a la base militar de Misawa de ese país en el norte de Japón. Inmediatamente después de su arribo, el equipo se dirigirá a la Ciudad de Ohfunato, en la prefectura de Iwate, que registró fuertes daños por el tsunami.

Rusia, que mantiene una enconada disputa territorial con Japón por las islas Kuriles, también está dispuesta a echar una mano, anunció el primer ministro ruso, Vladimir Putin.

Iberoamérica también ayuda

Los gobiernos de Argentina, Chile, Ecuador, España y Uruguay también ofrecieron asistencia para las víctimas en Japón.

publicidad

Entre los recursos, equipos y ayuda se despacharon bomberos, médicos y especialistas en el manejo de grúas para retirar los restos de edificios en ruinas e intentar hallar a los atrapados bajo los escombros con perros adiestrados, y personal experimentado en situaciones similares en Haití, Indonesia o Nueva Zelanda.

También llegaron entre el sábado y el domingo cientos de toneladas de material de emergencia como comida, ropa, equipos de potabilización de agua, tiendas de campaña, mantas y otros artículos de primera necesidad.

La ayuda se transportará a los damnificados en camión y por carreteras secundarias al estar cortadas las autopistas y suspendido el ferrocarril.

"Hay mucha gente que está incomunicada y necesita asistencia. La realidad es muy cruda", reconoció el ministro de Defensa nipón, Toshimi Kitazawa.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad