publicidad

Alex tocó tierra en México y fue degradado a tormenta tropical

Alex tocó tierra en México y fue degradado a tormenta tropical

Luego de arrancar tejados, inundar calles y obligar a miles de personas a salir, el huracán Alex fue degradado a tormenta tropical

Penetró como huracán de categoría 2

SAN FERNANDO, México- Luego de arrancar tejados, inundar calles y obligar a miles de personas a evacuar las aldeas pesqueras de la costa del Golfo de México, el huracán Alex chocó contra la costa noreste de México y al perder fuerza fue degradado el jueves a tormenta tropical.

Todo sobre Alex aquí El Centro Nacional de Huracanes estadounidense, con sede en Miami, informó que el meteoro tenía ahora vientos máximos sostenidos de 110 kph (70 mph). Alex probablemente seguirá debilitándose a medida que se mueve tierra adentro.

El primer huracán de la temporada en el Atlántico tocó tierra el miércoles por la noche en Soto La Marina, México, como un poderoso huracán de categoría 2. El vórtice penetró por una franja poco poblada de costa del estado de Tamaulipas, a unos 180 kilómetros (110 millas) al sur de las ciudades fronterizas de Matamoros, México, y Brownsville, Texas.

Advertencia de tormenta tropica

El centro de huracanes dijo que el gobierno de México modificó su advertencia de huracán por una de tormenta tropical para la zona costera, desde Río San Fernando hasta La Cruz. México también suspendió una advertencia de tormenta tropical en la costa al sur de La Cruz hasta Cabo Rojo y del norte de Río San Fernando hasta la desembocadura del fronterizo Río Bravo.

publicidad

El huracán tuvo poco impacto en Texas, que se había preparado para ser afectada de manera directa. Aunque Alex causó dos tornados y obligó al desalojo de 1.000 personas que viven en zonas bajas, las autoridades no informaron de heridos ni daños grandes.

Alex se desplazaba al noroeste

A su paso por el Golfo, Alex causó un oleaje fuerte que interrumpió las labores de limpieza del crudo derramado por un pozo submarino averiado frente a la costa de Luisiana y empujó más manchones de alquitrán y de crudo hacia playas estadounidenses en el Golfo de México.

Los aguaceros y ventarrones de 160 kilómetros por hora de la tormenta azotaron aldeas pesqueras en México, cuyos residentes huyeron tierra adentro en autobuses y camionetas hacia la localidad de San Fernando. Cientos de personas fueron albergadas en un auditorio local.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad