publicidad

Derrame tóxico en río de Colorado es más grande de lo que se pensaba

Derrame tóxico en río de Colorado es más grande de lo que se pensaba

Un derrame de aguas tóxicas de color amarillo mezcladas con metales pesados, provenientes de una mina de oro abandonada, se siguen vertiendo en Colorado.

Derrame tóxico contamina el Río Animas en Colorado Univision

La corriente de agua contaminada por el derrame que ocurrió la semana pasada en Colorado sigue avanzando y este fin de semana llegó ya a Nuevo México. 

Las aguas tóxicas de color amarillo mezcladas con metales pesados, provenientes de una mina de oro abandonada, se siguen vertiendo en un río en el suroeste de Colorado a un ritmo de unos 2 mil litros (550 galones) por minuto, según la Agencia de Protección Ambiental (EPA).

Aproximadamente 3,785,300 litros (un millón de galones) de aguas residuales de la Mina Gold King de Colorado empezaron a filtrarse al Río Animas el miércoles, cuando una cuadrilla de limpieza supervisada por la EPA accidentalmente rompió un dique de escombros que se había formado en el interior de la mina.

El ritmo de la descarga bajó el sábado en comparación con los 2,800 litros (740 galones) por minuto del viernes.

La corriente de agua teñida a causa del derrame se extendió más de 160 kilómetros (100 millas) desde el lugar donde se originó cerca del histórico poblado minero de Silverton, en Colorado, hasta los municipios de Farmington, Aztec y Kirtland, en Nuevo México.

La punta de la mancha contaminante se dirigía hacia Utah y Montezuma Creek, cerca de la localidad de Bluff, un destino turístico. Panorámicos desfiladeros de arenisca rodean a la localidad, poblada por unos cuantos cientos de personas.

publicidad

Las autoridades locales se aprestaban a clausurar dos pozos que dan servicio a Montezuma Creek, dijo Rex Kontz, administrador general adjunto de la Autoridad de Servicios Públicos de la Tribu Navajo.

A fin de mantener el suministro de agua a las viviendas, el tanque residencial en Halchita fue llenado con agua limpia acarreada desde Arizona, desde una distancia de 64.3 kilómetros (40 millas).

Una funcionaria de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) dijo no creer que la fauna silvestre sufrirá serias consecuencias de salud debido al gran volumen de aguas residuales que se derramaron desde la mina abandonada.

La EPA también afirmó que la cantidad de aguas residuales mezcladas con metales pesados provenientes de la mina Gold King de Colorado en el Río Animas, cuyas aguas se tiñeron de color naranja sucio y después de amarillo, es tres veces mayor a la calculada inicialmente.

Cuatro días después de que la EPA causara el derrame, la agencia ha sido incapaz de terminar si las personas o la vida acuática enfrentan peligros de salud. Sin embargo, la toxicóloga de la EPA, Deborah McKean dijo que el fango residual se desplazó tan rápidamente después del derrame que podría no haber "causado secuelas importantes de salud" a los animales que hayan consumido el agua.

La corriente de agua teñida a causa del derrame se extendió más de 100 millas desde el lugar donde se originó cerca del histórico poblado minero de Silverton, en Colorado, hasta los municipios de Farmington, Aztec y Kirtland, en Nuevo México.

publicidad

La punta de la mancha contaminante se dirigía hacia Utah y Montezuma Creek, cerca de la localidad de Bluff, un destino turístico. Panorámicos desfiladeros de arenisca rodean a la localidad, poblada por unos cuantos cientos de personas.

Las autoridades locales se aprestaban a clausurar dos pozos que dan servicio a Montezuma Creek, dijo Rex Kontz, administrador general adjunto de la Autoridad de Servicios Públicos de la Tribu Navajo.

A fin de mantener el suministro de agua a las viviendas, el tanque residencial en Halchita fue llenado con agua limpia acarreada desde Arizona, desde una distancia de 40 millas.

En Colorado, donde comenzó el derrame, la EPA tenía previsto reunirse con habitantes de la localidad de Durango, ubicada río abajo respecto de la mina. Todavía continúan en examinación las muestras de agua tomadas cerca de Durango.

La EPA no ha precisado el tiempo que tardarán las labores de limpieza. El derrame fue causado por un grupo de trabajadores bajo supervisión de la EPA cuando intentaba ingresar en la mina para bombear al exterior las aguas residuales para tratarlas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad